Inicio Noreste Ven futuro desastroso para el ‘Viaducto de la Discordia’

Ven futuro desastroso para el ‘Viaducto de la Discordia’

253
0

Activistas y diputados, que mantienen lucha legal contra el proyecto, advierten que la infraestructura sobre el afluente corre un alto riesgo de colapsarse

Por: Olivia Martínez

Nuevo León.- Al registrarse el desplome de dos trabes de la obra conocida como “Viaducto de la Discordia”, legisladores y activistas ven un futuro “desastroso” para dicho proyecto de ampliación de la autopista Monterrey- Saltillo.

Durante el día de ayer se registró la caída de dos vigas de 35 toneladas y 35 metros de largo, lo cual evidenció que, posiblemente, sus pilares construidos en pleno lecho del río Santa Catarina no soporten la fuerza del agua crecida y menos de una tormenta.

Al respecto, afirmaron activistas y diputados federales, el hecho es sólo una muestra del futuro “desastroso” que le espera a la obra porque sus pilares están fincados en pleno río Santa Catarina y corren el riesgo de ser derribados por las aguas de un huracán.

Además representa un factor de de- preciación para todos los giros urbanos que convergen a este y que están sobre las avenidas Morones Prieto, Díaz Ordaz, y Antonio L. Rodríguez.

Otro punto es que es auspiciado por la empresa española-canadiense Roadis que se dedica a la operación de fondos internacionales de pensiones. Por todos estos motivos, la obra está impugnada legalmente por colectivos ciudadanos quienes afirman que representa “un riesgo nefasto” para el río Santa Catarina y las áreas urbanas aledañas.

“Tenemos interpuesto un amparo en contra de su construcción, si esas dos trabes se cayeron, debido al aire, ¿Qué será con un río Santa Catarina lleno? Este Viaducto va en el lecho del río Santa Catarina, nuestro recurso es lo único que existe para atajarlo, seguimos en la lucha”, afirmó la activista del colectivo Nosotros, Liliana Flores Benavides.

Dicho colectivo y otros activistas presentaron un recurso de amparo contra la construcción de la obra el 5 de febrero del 2020, pero el día 11 de ese mes, el juez tercero de distrito en materia administrativa, Édgar Ulises Rentería, se los negó, pero los promoventes impugnaron la resolución y aún sigue en revisión.

Lo que argumentan es que la obra acabará con 648 especies naturales que habitan en el río, tiene 11 puntos de riesgos de inundación y “privatiza” un espacio público.

Fotos: Hilario Niño

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí