Inicio Noreste Una piel reseca y enrojecida

Una piel reseca y enrojecida

3
0
Una piel hermosa requiere de varios cuidados, ya que puede ser dañada por factores ambientales, hereditarios y deficiencias de grasa.

Una de las enfermedades crónicas más comunes de la piel es la dermatitis atópica, también conocida como eczema, y afecta a personas de todas las edades.

Se trata de un trastorno inflamatorio en la piel que se caracteriza por áreas resecas, enrojecidas y que provocan comezón a causa del déficit de algunas proteínas; los casos más comunes se registran en los pequeños de dos a seis meses de edad, según los datos del Hospital Universitario Dr. José Eleuterio González.

Las personas con esta afección suelen tener asma o alergias estacionales, incluso pueden empeorarse si son alérgicos al polen, polvo, están resfriados, mantienen contacto con materiales irritantes y químicos, estrés emocional, piel reseca, cambios drásticos de temperatura, entre otras acciones que pueden resultar un peligro para el paciente.

La dermatitis atópica se presenta en piel muy sensible, seca, áspera, con costras y lesiones que aparecen por el rascado, cualquier persona puede presentarla pero es más frecuente en niños menores de cinco años, por ello es necesario acudir con un dermatólogo cuando se presente algún síntoma de este tipo a fin de que se pueda brindar un tratamiento médico.

Es más fácil tratar esta enfermedad en niños de entre cinco y seis años, aunque también puede tardar más en sanar si se presenta en personas de más edad; en cambio, es más difícil de controlar cuando comienza a una edad muy temprana, puesto que es hereditaria y se produce junto con asma y rinitis alérgica.

En la actualidad existen métodos alternativos que consisten en ayudar a los pacientes de esta enfermedad, ya que hasta la fecha es incurable y sólo puede mantenerse bajo control. Algunos de ellos son cremas hidratantes que se deben aplicar varias veces al día, y medicamentos como los corticoides e inmunomodulares para el rostro.

Las complicaciones pueden ocasionar infecciones por bacterias, hongos y virus, además de cicatrices permanentes e incluso puede llegar a afectar la salud de la persona con baja autoestima por afectar principalmente las partes más visibles del cuerpo, como el rosto, brazos, y piernas.

Su medicación es muy importante, pues el tratamiento que recete el médico ayudará a mejorar su vida al disminuir la picazón, ardor y molestias que surgen de esta enfermedad, así como controlar visiblemente las manchas de color en la piel que incluso pueden llegar a disminuir considerablemente, hasta controlar por completo el padecimiento.


Fases de la enfermedad:


-Lactante: tres meses a dos años

-Infantil: de dos a 12 años

-Adolescente y adulto: mayores de 12 años


Síntomas:


-La piel se muestra extremadamente seca y puede llegar a sentir picor

-Pueden aparecer erosiones o pequeños bultos en forma de ampollas

-Es muy común que la piel se encuentre roja e inflamada

-El rascado puede ocasionar áreas visibles de carne viva


Sabías que…

Los niños que se alimentan con leche materna hasta los cuatro meses son menos propensos a padecer dermatitis atópica.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí