Inicio Noreste ¡Suéltate el pelo!

¡Suéltate el pelo!

6
0
Un problema que parece afectar a mucha gente es la caspa, que es piel muerta que se acumula en el cuero cabelludo y se produce durante su regeneración celular; esta actividad se intensifica en invierno, por lo que es más común detectar las escamas blancas en dicha temporada.

Muchas veces se relaciona con la producción hormonal ya que se produce más frecuentemente en los jóvenes hasta que cumplen los 30 años, luego empieza a desparecer con la edad, aunque también lavarse el cabello con agua muy caliente puede ser una causa muy común.

Sin embargo, puede ser más que un problema estético si aparece con frecuencia o en cantidad abundante, ya que podría ser indicio de alguna enfermedad, como la dermatitis, por lo consiguiente es necesario ver a un dermatólogo si esto llegara a ocurrir.

Las causas

Psicológicas: la escamación de la piel está relacionada con la producción hormonal. Las situaciones de estrés y de angustia emocional pueden desencadenar la aparición de la caspa, junto a otros síntomas, como la pérdida de cabello.

Alimentación: aunque no es una causa directa, las dietas pobres en vitamina B, grasas o carbohidratos afectan a la piel y por lo tanto, pueden producir caspa.

Productos químicos: lavar el cabello con champús que contengan elevadas dosis de detergentes puede resecar el cuero cabelludo y provocar caspa. Tampoco se debe abusar de tintes para el pelo.


Ambiente: los climas muy húmedos favorecen la aparición de ciertos hongos que pueden provocar caspa, mientras que los ambientes demasiado secos intensifican el escamado del cuero cabelludo.

Tipos de caspa

Caspa seca: es la que aparece de manera más frecuente y se relaciona con el proceso natural de renovación de la piel. La piel muerta se acumula en el cuero cabelludo en forma de escamas finas y blancas que se desprenden con el cepillado o de forma natural; el pelo puede estar seco, sin brillo y áspero.

Caspa seborreica: Es un indicador de dermatitis. Se produce debido a un incremento de la producción de grasa en el cuero cabelludo. El pelo se ve brilloso y se presentan escamas gruesas y amarillas que son más adherentes. En algunos casos, este tipo de caspa se asocia con la alopecia (pérdida de cabello).

Los Tratamientos


-En casos de caspa seca basta con usar un champú neutro y aplicar un cepillado suave, pero si hay dudas, lo mejor es acudir a un dermatólogo.

-La dermatitis seborreica tiene síntomas que pueden aparecer en otras enfermedades. Por este motivo, no se deben utilizar tratamientos sin un diagnóstico previo.

-Utilizar jabones y champús recomendados por un especialista, así como restringir los tratamientos más intensos sólo a los períodos más molestos.

-Prevenir la sudoración intensa y evitar agresiones climáticas con exposiciones a frío o calor extremos, tampoco se recomienda pasar muchas horas al sol.

Dieta contra la caspa

La alimentación no balanceada representa un riesgo para la resequedad del cabello, por lo tanto es recomendable incluir los siguientes alimentos en la dieta:

-Todo lo rico en vitamina B: carne roja, huevos, legumbres y cereales integrales.

-Lo que contenga zinc: germen de trigo, nueces, leche y sus derivados lácteos, ostras, etc.

-También es buena la vitamina B1 para la piel, la cual se encuentra en: pescado, pan, cereales, pastas, frutas y verduras.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí