Inicio Noreste Suben las ventas de automóviles en noviembre en EE.UU., excepto para Toyota

Suben las ventas de automóviles en noviembre en EE.UU., excepto para Toyota

118
0
Mientras que sus mayores rivales anunciaron hoy aumentos de sus ventas, Toyota dijo que la demanda de sus vehículos cayó un 3.2 por ciento y se limitó a 129,317 unidades

Mientras, las ventas de General Motors aumentaron un 11.4 por ciento, las Ford un 24.3 por ciento y las del Grupo Chrysler un 11 por ciento.

Honda, Nissan e Hyundai también terminaron el penúltimo mes del año con aumentos de las ventas lo que hace incluso más dolorosa la situación de Toyota, el principal fabricante de automóviles del mundo y que hasta el año pasado parecía destinado a convertirse en el primer fabricante en Estados Unidos.

Honda ganó un 21 por ciento, Nissan un 27 por ciento y Hyundai un 45 por ciento.

Los analistas calculan que las ventas totales del mes serán entre un 15 y un 17 por ciento superiores a las de hace un año por lo que todos los fabricantes que superen esa marca disfrutarán de un aumento de la cuota de mercado.

Lo que es evidentes es que las masivas llamadas a revisión que Toyota se vio obligada a realizar a finales de 2009 y principios de 2010 para reparar problemas con aceleradores y frenos siguen causando un grave daño a la imagen del fabricante nipón.

Si en 2009 era el segundo mayor vendedor de automóviles por delante de Ford y a escasa distancia del número 1, General Motors, en noviembre Toyota se situó en el tercer puesto.

GM, que el 18 de noviembre volvió a cotizar en Bolsa tras la venta de centenares de millones de acciones que estaban en manos del Departamento del Tesoro, terminó el mes con la venta de 168,704 automóviles. A cada vez menos distancia se situó Ford, con 147,338 vehículos.

Precisamente Toyota volvió a añadir más problemas a su maltrecha imagen en Estados Unidos al señalar a sus concesionarios que sus modelos Camry y Avalon pueden necesitar una reparación adicional cuando tratan de arreglar el defecto de los aceleradores atascados.

Las malas noticias de Toyota se producen en un momento en el que el resto de fabricantes contemplan con optimismo los próximos meses a la vista de los últimos resultados.

Las ventas de noviembre se calcula que se situaron en torno a los 865,000 vehículos, un 17 por ciento más que en el mismo mes de 2009, y que representan unas ventas anualizadas de 12.2 millones de vehículos.

Y aunque las ventas de noviembre fueron básicamente iguales a las de octubre, los expertos valoran que por primera vez desde la recesión económica en 2009 el mercado está mostrando “estabilidad y consistencia”, explicó la analista de Edmunds.com, Jessica Caldwell.

Esa creciente estabilidad del mercado del automóvil es paralela a la que están experimentando los consumidores estadounidenses en el mercado laboral, explicó GM.

La compañía dijo que sus cifras señalan que los consumidores están ahora más dispuestos a acudir a los concesionario y a los centros comerciales a gastarse dinero, algo que continuará en el 2011.

El vicepresidente de Ventas en Estados Unidos de GM, Don Johnson, dijo: “los resultados de ventas de noviembre son consistentes con nuestras expectaciones y muestran que el plan de crecimiento constante que trazamos a principios de año está funcionando”.

Por su parte, Ken Czubay, vicepresidente de Ford para Mercadotecnia en EE.UU., señaló: “estamos satisfechos de ver más señales de que la economía está creciendo y la demanda de nuevos vehículos está aumentando”.

El que más se está beneficiando de la situación es el fabricante surcoreano Hyundai. La última versión de su berlina Sonata, un directo competidor del Toyota Camry, ganó en noviembre un 72 por ciento de ventas y parece que nada detendrá su ascensión a corto plazo.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí