Inicio Noreste Se adhieren 26 países a nuevo pacto fiscal de UE

Se adhieren 26 países a nuevo pacto fiscal de UE

149
0
“Con excepción de uno (Reino Unido), todos (los integrantes de la UE) están considerando participar”, dijo Van Rompuy en rueda de prensa tras concluir una cumbre decisiva de los gobernantes de la UE.

“No es sólo para salvaguardar la estabilidad de la zona del euro que hemos cerrado ese pacto. Por ello hemos tomado todo el cuidado para que el acuerdo incluya al mayor número posible de los 27”, señaló.

Hungría, que durante las discusiones de la pasada madrugada había rechazado formar parte del convenio, cambió de lado y ahora se propone a firmarlo si logra el respaldo de su Parlamento, igual que Suecia y República Checa.

Esos tres países se suman a Bulgaria, Dinamarca, Letonia, Lituania, Polonia y Rumanía, los demás socios europeos que no utilizan el euro y que ya habían respaldado el acuerdo.

La expectativa es que el pacto pueda ser firmado a mediados de 2012 en la forma de un tratado intergubernamental, visto que la oposición de Reino Unido impide la incorporación de las reglas en el Tratado de Lisboa, como quería Alemania.

Según el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, el primer ministro británico David Cameron decidió no suscribir el pacto debido al rechazo de sus socios de incluir en el documento un protocolo que eximiera a su país de la aplicación de una serie de reglamentos financieros.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, se mostró optimista respecto a una eventual adhesión británica en el futuro.

El acuerdo prevé que los gobiernos nacionales incluyan en sus constituciones la regla de oro que exige un equilibrio fiscal y limita a 0.5 por ciento del Producto Interno bruto (PIB) el tope para el déficit estructural.

Además, prevé sanciones automáticas para los países que superen un déficit de 3.0 por ciento del PIB y da a la Comisión Europea poderes para controlar los proyectos de presupuesto nacionales.

Asimismo, crea un gobierno de la zona del euro y determina que los gobernantes de los 17 socios se reúnan mensualmente durante todo el tiempo que dure la crisis de la deuda soberana.

Además de esas medidas a largo plazo, la UE acordó, esta vez entre todos los Veintisiete, incrementar en hasta 200 mil millones de euros su contribución al Fondo Monetario Internacional (FMI) para asegurar que la institución tendrá la capacidad de participar en nuevos rescates de países europeos en caso de que sea necesario.

El aporte será realizado por los bancos centrales de los socios europeos a través de préstamos bilaterales.

Respecto al Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede), el fondo de rescate permanente, se acordó anticipar su puesta en marcha para julio de 2012 y que las decisiones urgentes se podrán tomar por una mayoría calificada de 85 por ciento, en lugar de por unanimidad.

Los Veintisiete también desistieron de involucrar al sector privado en eventuales rescates futuros al asegurar que la condonación de parte de la deuda griega exigida a los bancos ha sido un “caso excepcional” que no se repetirá.

No obstante, debido a la oposición de Alemania, no hubo acuerdo para ampliar la capacidad de financiación del Mede más allá de 500 mil millones de euros, tampoco para concederle una licencia bancaria.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí