Inicio Noreste Ramiro tiene una discapacidad, y logra empleo en empresa galletera

Ramiro tiene una discapacidad, y logra empleo en empresa galletera

2590
0

No cabe duda que los sueños se pueden alcanzar, por muy difíciles que parezcan, y eso le ha pasado a Ramiro Vázquez Rivera.

Él es un hombre entusiasta, pese a la adversidad, y eso ha sido fundamental para salir adelante porque con su actitud positiva ha logrado independizarse.

Si de por sí enfrentar al mundo con una discapacidad es muy complicado, lo es todavía más cuando se vive solo, sin el apoyo familiar.

A los 13 años de edad, él tuvo un accidente que lo ató a una silla de ruedas.

Hoy tiene 38 años de edad, así que los últimos 25 años de su vida él se ha desplazado en su silla de ruedas.

Vivía en el estado de Hidalgo, de donde es nativo. Pero como en su comunidad no había trabajo y mucho menos oportunidades para personas con alguna discapacidad, decidió venir a Nuevo León, para progresar.

Con la orientación de algunos regios que lo ayudaron cuando lo vieron en su condición de vulnerabilidad, él llegó al DIF Nuevo León, les dijo que buscaba una oportunidad laboral, y luego lo atendieron en el Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE).

Le hicieron exámenes de sus destrezas y habilidades y pudo salir adelante, lo que le sirvió para que lo canalizaran a una empresa galletera que se ubica en San Nicolás, en la que contratan a personas con discapacidad.

“Yo me siento con mucho ánimo de seguir adelante, y hasta ahorita no he tenido ninguna barrera que me pueda detener”, dice, orgulloso de su empleo.

Este hombre tiene mucha fuerza interior para seguir adelante, y es que nada lo detiene, ni siquiera su condición de vulnerabilidad.

Y es que él no conoce las barreras, sino que se ha propuesto en la vida que nada lo detenga.

“Lo que yo he hecho es tener el valor de perseguir mis sueños, y procurar que se vuelvan realidad”, afirma, con mucha convicción.

Este sábado es el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, y Ramiro aprovecha para mandarle un mensaje a todos los que pasan por esta misma condición.

“Me gustaría decirles a muchos compañeros que pasan por un problema como el mío o mayor, que sean personas que tengan valor, que sigan adelante y que no se queden enfrascados”, dice.

La de Ramiro ha sido una vida difícil : con una discapacidad que lo condena permanentemente a estar en una silla de ruedas, y sin tener familia en Nuevo León.

Por eso, el hecho de que haya progresado y que esté cumpliendo sus metas lo convierte en un ejemplo porque superó la barrera de la discapacidad.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí