Inicio Noreste Que no resulte un tormento

Que no resulte un tormento

4
0
Simples acciones como beber un vaso de leche durante el desayuno o disfrutar un helado pueden volverse un verdadero tormento si padeces de intolerancia a la lactosa.

Este padecimiento se presenta debido a que no hay suficiente lactasa, enzima que sirve para desdoblar toda la lactosa consumida, misma que el ser digerida parcialmente o no digerida pasará al intestino grueso para generar sustancias de desecho hidrogénico (H2), anhídrido carbónico (CO2), metano (CH4) y ácidos grasos de la cadena corta que provocan los síntomas característicos como dolor e hinchazón abdominal, náuseas, gases y diarrea.

De acuerdo con un estudio realizado por médicos investigadores del Centro de Educación Médica e Investigaciones Clínicas de Buenos Aires, Argentina en el 2010, México es uno de los países con mayor incidencia de este malestar al presentar un 83% de casos en el país.

Puedes identificarla por varios métodos, como prueba de hidrógeno espirado, prueba de tolerancia o biopsia de intestino delgado, y comprobar que tipo de intolerancia te aqueja. Asimismo puedes seguir opciones de alimentos bajos en lactosa y algún suplemento dietético para tener una mejor calidad de vida sin renunciar al sabor de la leche y sus derivados.

Consejos útiles cuando aparece la intolerancia

La principal medida es limitar la ingesta de leche de cualquier mamífero (cabra, oveja, vaca) y sus derivados (queso, yogurt, mantequilla, nata , etc.):

La lactosa se tolera mejor si se consume durante las comidas principales que si se toma de forma aislada.

Se debe determinar a partir de qué cantidad de leche o derivados se desencadenan los síntomas.

Una cantidad que no se tolera, si se toma repartida en dos o más tomas durante el día, puede tolerarse.

Es aconsejable leer atentamente las etiquetas de los alimentos. En ellas se encuentra una lista de ingredientes donde el orden indica la cantidad del ingrediente; es decir, aquellos que se encuentran en más grandes cantidades están escritos en primer lugar en la lista, mientras que los que están en pequeñas cantidades se encuentran al final de la lista. Los medicamentos también pueden contener lactosa. Hay que consultarlo con su médico o especialista.

Para evitar la deficiencia de calcio se debe ingerir alimentos alternativos a la leche y sus derivados que sean buenas fuentes de este mineral. Destacan:

– Leche baja en lactosa.
– Leche de soya
– Quesos fermentados y curados
– Frutos secos n Legumbres
– Pescados que se consuman enteros con espina (sardina, boqueron). También son fuentes ricas en calcio los berberechos y mejillones.

Alimentos permitidos por no contener lactosa:

-Todas las frutas, zumos naturales y verduras (frescas y congeladas).
– Legumbres
– Cereales (pasta, arroz, maíz, pan fresco,…) y tubérculos
– Carnes, pescado y huevos
– Azúcar de mesa
– Aceites vegetales (aceite de girasol, maíz, oliva,…)
– Agua e infusiones
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí