Inicio Noreste Preocupa en el Barrio llegada de la Línea 3

Preocupa en el Barrio llegada de la Línea 3

2
0
En opinión de David Castro, quien es vecino del sector desde hace 33 años, hacer este tipo de obras afectará al patrimonio cultural de los regiomontanos y en el mediano corto plazo provocará una nueva crisis del agua, debido a que van a dañar los mantos freáticos de la ciudad.

David, su esposa y su hijo de 10 años viven en los Condominios Constitución y cada domingo salen a caminar a estas coloniales calles. “Es una tontería estas obras, uno no tiene necesidad de que existan (…) hay un gran riesgo de que sequen nuestros mantos acuíferos y ello podría provocar hundimientos, hay un gran riesgo de que se caiga lo que están haciendo.

La están regando porque se supone que el Barrio Antiguo es un patrimonio cultural, que no lo deben de tocar y están metiendo esa maquinaria y lo van a dañar, no sé qué estudios hayan hecho, se supone que los debieron haber hecho”, señaló.

Gerardo Mata es dueño de una tienda de antigüedades que funciona desde hace poco más de 10 años.

Aunque rara vez pasa el día sin vender algo, en los últimos meses se ha vuelto frecuente que los potenciales clientes disminuyen de manera alarmante.

“Sabemos que no todos compran, pero entran muchos y algunos se llevan cosas, pero qué pasa cuando entran muy poquitos o casi ninguno (…) hemos tenido días donde nos visitan 10 personas en todo el día y pues es porque por aquí ya no pueden pasar”, aseguró.

Gerardo no está en contra de la Línea 3 del Metro; sin embargo, considera que las autoridades deberían plantear un proyecto integral para detonar el valor cultural e histórico de la zona.

“Algo está haciendo falta, no sé si deberían convertir todo en zona peatonal o qué, pero algo está haciendo falta (…) pues yo espero que traiga beneficios (la Línea 3) y que nos ayude a detonar la zona, no lo veo como algo malo”, argumentó.

Sin embargo, no se necesitan muchos años en la zona para saber lo que ocurre, ya que Emilio, un joven de 22 años de edad, apenas va a cumplir los tres años de permanecer en esta parte del centro y le entristece ver que en los últimos seis meses la zona literalmente ha entrado en agonía.

“Aquí venía mucha gente a diario y sobre todo los fines de semana, los domingos no podías ni caminar por las calles porque había mucha gente visitando el Callejón o en uno que otro restaurancito que había por ahí y muchos carros pasaban y veían y se bajaban.

Pero las cosas han cambiado; entre el ruido de la maquinaria pesada y los cierres de las calles “el Barrio se está muriendo, ya no es lo mismo y no creo que se recupere”, dijo.

Desde ayer en la zona del Barrio Antiguo se pueden ver topógrafos trabajando.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí