Inicio Noreste Pequeños alimentos, grandes beneficios

Pequeños alimentos, grandes beneficios

3
0
Las legumbres son uno de los alimentos más nutritivos que existen, debido a que cuentan con una gran cantidad de proteínas.

Las lentejas, frijoles, garbanzos y habas, son utilizadas para el consumo humano, sin embargo otras especies de legumbres tienen gran valor forrajero, como la alfalfa y el trébol. Entre los cultivos forestales más importantes se encuentran las acacias, el algarrobo y la tipa. Además hay numerosas especies con destinos industriales, medicinales y ornamentales.

Entre los beneficios que tiene el comer legumbres destaca la movilidad intestinal, lo cual ayuda a evitar el estreñimiento, además de mejorar la flora intestinal.

Cabe señalar, que los frijoles o porotos (negros, blancos, rojos) tienen un alto contenido de fibra y vitaminas como B12, B6 y vitamina A y son especialmente ricos en vitamina C. También nos aportan minerales fundamentales para la salud como zinc, potasio y hierro.

Asimismo, las lentejas contribuyen a nuestro organismo con carbohidratos complejos, que ayudan a mantener estables los niveles de azúcar en sangre; además tienen altísimos niveles de hierro y de ácido fólico.

Contribuyen al organismo

AYUDAN AL CONTROL DE PESO

El contenido de fibra soluble en las legumbres enlentece la digestión y ayuda a sentirse satisfecho durante más tiempo.

AUMENTAN LOS NIVELES DE HIERRO

La vitamina C es un elemento que ayuda a fijar el hierro en el cuerpo. Las legumbres, al tener hierro y vitamina C simultánemente, son una opción ideal en casos de anemia ferropénica por deficiencia de hierro.

AUMENTO DE LA ACTIVIDAD ENZIMÁTICA

Las legumbres aportan cantidades significativas de cobre. Este mineral estimula la actividad de las enzimas en el organismo, fundamentales para procesos como la digestión, la pigmentación de la piel
y la conectividad de
los tejidos.

CONTROL DE LA TENSIÓN ARTERIAL

Tener niveles adecuados de proteína y de fibra soluble en el organismo es uno de los factores que ayudan a prevenir la hipertensión.

PREVENCIÓN DE DEFECTOS CONGÉNITOS

Las mujeres embarazadas deben consumir niveles adecuados de ácido fólico durante el primer trimestre del embarazo para prevenir defectos en la formación del tubo neural. Las legumbres aportan elevados niveles de ácido fólico, por ejemplo: una taza de lentejas otorga el 90% de la cantidad diaria de este ácido.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí