Inicio Noreste Pasadas las fiestas, Wall Street se enfrenta a la dura realidad

Pasadas las fiestas, Wall Street se enfrenta a la dura realidad

144
0

En la semana que termina, poco animada por el cierre de los mercados financieros el jueves por el feriado de Año Nuevo, el índice principal Dow Jones ganó 6,1% para terminar en 9.034,69 puntos, el más alto desde el 5 de noviembre.

En 2008 la bolsa cayó 34%, su peor actuación desde 1931.

El índice tecnológico Nasdaq, por su parte, progresó 6,67% y terminó en 1.632,21 puntos, mientras el índice ampliado Standard and Poors 500 subió 6,76% a 931,77 puntos.

“El dinero está volviendo al trabajo”, observó Mace Blicksilver, de Marblehead Asset Management.

Para el analista, dos razones explican este principio de año tan favorable: la cacería de buenos negocios emprendida por los inversores que anticipan un repunte bursátil duradero y el aumento de los precios del petróleo (por debajo de 45 dólares el barril), que hacen suponer que el hundimiento pueda haber llegado a su fin.

“La dinámica interna del mercado cambió desde su nivel más bajo del 20 de noviembre”, juzga David Kotok, responsable de inversiones de Cumberland Advisors. “Vemos señales de que la progresión de fin de 2008 proseguirá en 2009”,

“Las perspectivas son positivas: los bancos centrales y los gobiernos continuarán actuando en planes de rescate, los mercados de crédito mejorarán”, explica.

No obstante los observadores de la primera plaza financiera mundial advierten contra una interpretación precipitada de los movimientos del mercado durante las fiestas, en las cuales el volumen de negocios fue muy escaso.

“Tendremos una idea más clara en las próximas semanas. Si próxima es una buena semana, eso será alentador. El año es largo, como lo demostró 2008”, previene Mace Blicksilver.

Para los analistas de Ramsey King Securities, si 2009 tiene grandes posibilidades de no ser “tan horrible” como 2008, “esto no quiere decir que será un buen año”.

En el frente macroeconómico, la semana se anuncia cargada: el viernes Estados Unidos publicará las cifras mensuales de empleo, que cada mes ponen a sudar frío a los inversores.

Se esperan otras estadísticas la semana próxima: el lunes, los gastos de construcción; el martes, los pedidos industriales y, el jueves, las cifras de créditos al consumo.

En el mercado obligatorio, que se ha beneficiado de la incertidumbre sobre el futuro, se benefició otra vez con el optimismo del mercado. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años, que evoluciona en sentido inverso a la bolsa, aumentó a 2,416% contra 2,137% del viernes pasado; y el de 30 años subió a 2,815%, contra 2,613% hace una semana.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí