Inicio Noreste Francia apoyará industria automotriz pese a acusaciones de proteccionismo

Francia apoyará industria automotriz pese a acusaciones de proteccionismo

266
0
El proyecto no tiene “nada de escandaloso” y las contrapartidas exigidas a los constructores son “legítimas”, estimó el portavoz del gobierno francés Luc Chatel.

“Todas las medidas que hemos anunciado el lunes corresponden a orientaciones que fueron propuestas por la Comisión (Europea)”, indicó.

De su lado, el ministro de Relaciones Europeas, Bruno Le Maire, rechazó directamente los cargos de proteccionismo, formulados por Eslovaquia y la presidencia checa de la UE.

“No es proteccionismo. Proteccionismo es cuando se adoptan medidas fiscales o reglamentos para prohibir a países con los cuales se comercia que vendan sus productos en Francia”, aseguró el ministro.

“Ninguna de las medidas adoptadas por el primer ministro y el gobierno corresponde a esta definición”, insistió.

Desde que comenzó la crisis, en septiembre pasado, el Estado francés ha otorgado unos 9,000 millones de euros (11,600 millones de dólares) de ayuda al sector del automóvil – fabricantes y subcontratistas – que emplea a más o menos un 10% de los asalariados en Francia.

El lunes, París anunció que prestará 6,000 millones de euros (7,700 millones de dólares) con un índice preferencial a los constructores Renault y PSA Peugeot Citroen, con la condición de que mantengan sus actividades de producción en Francia.

Anteriormente y para enfrentar la crisis, los constructores franceses habían adoptado, con diversas variantes, planes de supresión de puestos de trabajo.

Al no poder aplicarse dichos planes en Francia en virtud del compromiso adquirido con el Estado, las supresiones de puestos de trabajo recaerán necesariamente en los otros países donde existen instalaciones de los fabricantes automotrices franceses.

PSA Peugeot Citroen anunció este miércoles que en 2009 prevé la partida voluntaria de unos 11,000 operarios de sus fábricas en Europa, tras haber cerrado 2008 con pérdidas.

“Por supuesto Francia es nuestro primer país en término de efectivos, pero tenemos mucho personal en otros países, que reducimos rápidamente en la actualidad”, declaró el presidente de PSA Peugeot Citroen, Christian Streiff.

Esta condición impuesta a la industria automotriz francesa provocó la reacción airada de la República Checa y de Eslovaquia, donde existen instalaciones industriales de las marcas francesas de automóviles.

El primer ministro checo, Mirek Topolanek, anunció el miércoles la celebración de una nueva cumbre extraordinaria sobre la crisis económica el próximo 1 de marzo en Bruselas, en la que el proteccionismo está llamado a ocupar un espacio central.

En una alusión a esa polémica, Topolanek afirmó que “todas las medidas adoptadas a nivel de los Estados miembros (de la UE) deben respetar las reglas comunes”.

De su lado, un portavoz de la Comisión Europea estimó el martes que la imposición a los fabricantes de automóviles de mantener la producción en Francia convertía las ayudas otorgadas a ese sector en medidas “ilegales” con respecto al derecho comunitario.

La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, trató de mostrar la buena voluntad de su gobierno al invitar a Francia a su homólogo alemán, Karl-Theodor zu Guttenberg, para “tranquilizarlo”, luego de que éste considerara el plan francés “no exento de críticas”.

El jueves, el primer ministro francés, François Fillon, tiene una cita en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, para explicar el plan automotriz de su país.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí