Inicio Noreste El crecimiento alemán sufre el peor colapso en dos décadas

El crecimiento alemán sufre el peor colapso en dos décadas

102
0
Entre octubre y diciembre, el Producto Interior Bruto (PIB) alemán se contrajo un 2.1% respecto al tercer trimestre, más de lo previsto, según una estimación provisional difundida el viernes por la Oficina Federal de Estadísticas (Destatis).

“Me convierto en ministro de Economía en un momento en que la Alemania unificada vive una crisis como nunca antes, por su rapidez, su dimensión internacional y sus consecuencias para nuestra coyuntura”, dijo Karl-Theodor zu Gyttenberg, titular de Economía desde esta semana, en el Bundestag.

La cámara baja del Parlamento alemán aprobó el viernes el segundo plan de reactivación económica, que todavía debe ser votado la próxima semana en el Bundesrat (cámara alta), antes de entrar en vigor.

El PIB del cuarto trimestre es el peor desde la reunificación en 1990 y encadena con dos trimestres consecutivos con una contracción idéntica del 0,5%, que sumió a Alemania en la recesión.

El desplome del 2.1% del crecimiento supera a la de sus vecinos europeos y es muy superior a la contracción del 1.5% registrada en la Eurozona en el mismo periodo.

El PIB alemán sólo creció en 2008 durante el primer trimestre, un 1.5%.

Es la “era glaciar” para la economía alemana, estima Alexander Krüger, de Bankhaus-Lampe, esencialmente por el hundimiento de las exportaciones y la caída de las inversiones industriales.

Alemania construyó su prosperidad en las ventas a la exportación, mientras que el consumo de los hogares se ha mantenido pírrico en los últimos años.

El deshielo no se prevé para una fecha cercana. Según Destatis, los stocks de las empresas, que no encuentran compradores para sus productos, aumentaron a finales de 2008, algo que es considerado un pésimo augurio, porque cuestan caras de mantener y dejan suponer nuevos recortes de producción, con los recortes de empleos consiguientes.

“El primer trimestre (de 2009) registrará probablemente una contracción tan dramática” como los meses de octubre a diciembre, estima Jörg Krämer, de Commerzbank.

Para este año, muchos economistas prevén reducir a la baja sus pronósticos, con una contracción de entre el 2 y el 4% del PIB.

Alemania vivirá pues en 2009 su peor crisis desde la posguerra. Aunque el vasto plan de estímulo económico, de un monto de 50,000 millones de euros, no podrá evitarla, podría ayudar a estabilizar la coyuntura en el segundo semestre.

“Para la economía, el segundo semestre será la hora de la verdad”, estima Krüger.

El paquete de Berlín, que prevé rebajas de impuestos y cotizaciones a partir de julio, conjugado con una baja inflación, podría alentar el consumo, a condición de que el desempleo no aumente dramáticamente.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí