Inicio Noreste Cuida tu Columna

Cuida tu Columna

2
0
Las hernias pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero cuando se presentan en la columna vertebral son conocidas como hernia discal, y es una condición en la que uno o más “”discos“ que integran la columna se mueven de lugar, lo que puede ejercer presión en los nervios o la médula espinal.

Se caracteriza por manifestarse en un dolor punzante y agudo en la espalda, cuello, u hombros.

Los huesos o vértebras de la columna protegen los nervios que salen del cerebro y bajan por la espalda para formar la médula espinal. Estas dos partes forman el sistema nervioso central, lo que le permite al cuerpo moverse.

La columna a su vez incluye ´discos´ de cartílago entre cada vértebra. Estos discos le proporcionan su flexibilidad a la espalda y nos permite girar o agacharnos.

Este tipo de hernias, que son pequeños sacos de líquido que se forman en los tejidos, pueden aparecer en cualquier segmento de la columna. Si aparecen en la parte superior son cervicales; si aparecen en la zona baja son lumbares.

Las hernias discales ocurren más frecuentemente en hombres de mediana edad y la tercera edad.

En caso de presentar los símtomas es necesario acudir al médico. (Con información de agencias)

Causas

Una hernia discal puede ocurrir por:

* Una lesión.

* Hacer un esfuerzo muy grande, como levantar un objeto pesado.

* Radiculopatía, es decir, cualquier enfermedad que afecte las raíces nerviosas de la columna.

* Enfermedades congénitas.

Síntomas

* Dolor punzante. En la zona lumbar se manifiesta en piernas, cadera o glúteos y entumecimiento de otras partes del cuerpo. Cuando es en el cuello, éste no se puede mover cómodamente; también se presenta dolor en omóplatos, brazos, hombros y hasta los dedos.

* Dolor después de estar sentado o parado mucho tiempo, en la noche, al estornudar, toser, reír o caminar.

* Debilidad o entumecimiento en ciertos músculos.

Tratamiento

El remedio a seguir depende del nivel de la lesión y el dolor.
*Reposo.

* Analgésicos.

* Antinflamatorio.

* Relajantes musculares.

* Terapia física.

* Tener un peso saludable.

* Discectomía, una cirugía para extirpar parte o todo el disco, y en ocasiones ser reemplazado por una prótesis.

Prevención

* Levantar objetos pesados de forma correcta. Por ejemplo, para levantar una caja del suelo no se debe de apoyar en la fuerza de la espalda sino en la de las piernas, ya que así el peso se distribuye mejor y es menos esfuerzo para el cuerpo.

* Tener una alimentación y ejercicio adecuados para evitar el sobrepeso.

* Usar moderamente prendas que ayuden al soporte de la espalda.

* En caso de hacer una actividad física, calentar y estirar el cuerpo correctamente.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí