Inicio Noreste Crisis del gas golpea a Europa central y oriental en momentos de...

Crisis del gas golpea a Europa central y oriental en momentos de gran frío

144
0
Bulgaria, totalmente dependiente del gas ruso, dijo que el conflicto entre Kiev y Moscú, que ha afectado el abastecimiento a Europa, lo ha sumido en “un estado de crisis”, mientras que Eslovaquia, en una posición similar, declaró una emergencia energética.

Rusia cortó su suministro de gas al mercado doméstico de Ucrania el 1 de enero como parte de un contencioso debido a retrasos en los pagos y desde entonces ha acusado a Ucrania de desviar ilegalmente el gas que transita por su territorio hacia otros países de Europa.

Hungría y Bosnia dijeron que su abastecimiento desde Rusia ha sido suspendido completamente.

En momentos en que las temperaturas bajaron considerablemente en toda Europa -llegando hasta -26º C en el este de Alemania- otros países como Austria, República Checa, Polonia, Rumania, Croacia, Eslovenia, Macedonia, así como Francia, Italia Grecia y Turquía, advirtieron que sus aprovisionamientos de gas habían sufrido importantes recortes.

El primer ministro búlgaro Serguei Stanichev protestó el martes ante Rusia y Ucrania por el corte en las entregas de gas ruso que se produjeron en la mañana, y llamó a la Unión Europea (UE) a emprender una acción común

“He expuesto de manera muy clara el problema de la crisis del gas en Bulgaria” en una entrevista con el jefe del gobierno ruso Vladimir Putin, con el viceprimer ministro ucraniano Hryhoriy Nemyria y con el presidente del grupo ruso Gazprom, Alexei Miller.

“Es inaceptable que Bulgaria y otros países europeos se conviertan en rehenes y víctimas de una crisis de carácter económico, comercial y político”, añadió.

En Hungría, el suministro de gas ruso a través de Ucrania cesó por completo el martes y el ministro de Energía, Csaba Molnar, dijo que el gobierno ha informado a Serbia y Boisnia, cuyo gas es entregado a través de conductos húngaros, que el abastecimiento iba a parar también.

Molnar describió la situación como “crítica” y dijo que se había pedido a las fábricas que pudiesen utilizar combustibles de sustitución que lo hicieran.

Austria preveía recibir sólo un 10% de su suministro habitual, según el gigante energético OMV.

Todos los países del centro y el oriente europeo se verán obligados a recurrir a sus reservas para compenser la brutal reducción del abastecimiento de gas ruso, del que dependen en diversas medidas.

República Checa anunció que según informaciones proporcionadas por el gigante del gas ruso Gazprom el suministro a Praga disminuiría el martes en más de un 70%.

“No podemos considerar aún la situación como crítica (…) ya que los tanques de reservas están llenos aún”, dijo el primer ministro checo Mirek Topolanek.

Polonia afirmó estar recibiendo solamente el 15% del gas ruso que transita por Ucrania, y Macedonia y Croacia aseguraron que su suministro había cesado totalmente, como también ocurrió en Bulgaria.

“Sin alerta previa y en clara contradicción con las garantías dadas a la Unión Europea por las máximas autoridades rusas y ucranianas, el aprovisionamiento de gas a algunos Estados miembros ha sido cortado de manera sustancial. La situación es totalmente inaceptable”, afirmó la presidencia checa de la Unión Europea (UE) en un comunicado.

“La presidencia checa de la UE y la Comisión Europea piden que las entregas de gas a la UE sean restablecidas de inmediato y que las dos partes reanuden inmediatamente las negociaciones para alcanzar un acuerdo definitivo en su litigio comercial”, añadieron las instancias europeas.

También Alemania llamó, a través de su ministro de Economía Michael Glos, a la reanudación de las negociaciones entre Rusia y Ucrania. Glos debía recibir durante el día al vicepresidente de Gazprom, Alexandre Medvedev, que efectúa una gira por Europa para defender el punto de vista ruso.

En declaraciones efectuadas desde Londres a las agencias de noticias rusas, el ejecutivo de Gazprom acusó a Ucrania de haber causado los problemas de aprovisionamiento cerrando durante la noche tres de los cuatro gasoductos que transportan el fluído procedente de Rusia.

La Unión Europea depende de Rusia para obtener una cuarta parte de su consumo total de gas -el 40% de sus importanciones-, el 80% del cual transita por Ucrania.

La empresa ucraniana Naftogaz fue la primera en anunciar a primera hora del martes la drástica reducción de las entregas, que cayeron a 92 millones de m3/día, respecto a los 221 millones de m3 entregados el lunes.
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí