Inicio Noreste Chávez refuerza en China una alianza estratégica basada en el petróleo

Chávez refuerza en China una alianza estratégica basada en el petróleo

106
0
La alianza está basada en ambiciones complementarias: Venezuela espera que sus exportaciones petroleras sean menos dependientes del mercado estadounidense y China pretende que su aprovisionamiento energético dependa menos del crudo de Oriente Medio.

Actualmente, China le compra a Venezuela 300,000 barriles diarios de petróleo.

La crisis económica mundial, según analistas, no modifica los intereses de fondo.

“La crisis alivió las tensiones del mercado petrolero a corto plazo, pero a plazos mayores el petróleo seguirá siendo un recurso escaso, especialmente cuando la economía mundial empiece a recuperarse”, dijo Kevin Tu, analista de MK Jaccard and Associates, una firma especializada en cuestiones energéticas.

La caída del precio del barril a causa de la crisis puede incluso impulsar el comercio bilateral, pues los líderes chinos ven “una oportunidad interesante para acrecentar las nacientes reservas estratégicas de crudo”, opina Russell Hsiao, de Jamestown Foundation, un grupo de expertos con sede en Washington.

Chávez, que proclamó el objetivo de vender hasta un millón de barriles diarios de crudo venezolano en China, permanecerá tres días en este país, en el marco de una gira que ya lo llevó a Dubai, Irán y Japón.

En Pekín, se reunirá el miércoles con el presidente chino, Hu Jintao, y el jueves con el vicepresidente Xi Jinping, quien visitó Caracas en febrero pasado.

En esa ocasión, los dos países firmaron 12 acuerdos de cooperación en los ámbitos petrolero, agroindustrial y de telecomunicaciones y duplicaron el monto de un fondo bilateral, llevándolo a 12,000 millones de dólares.

“El fondo es parte de la alianza estratégica que fortalece el interés común y que ratifica a Venezuela su condición de socio proveedor de petróleo (a China) para los próximos 500 años”, recalcó Chávez durante la visita de Xi a Caracas.

Otro de los acuerdos firmados en febrero prevé la construcción de una refinería en China para procesar 400,000 barriles de crudo venezolano, procedentes de la riquísima reserva de la Faja del Orinoco (sureste).

Los dos países también sellaron pactos de acuerdos de transferencia tecnólogica, de cooperación agroindustrial y para la construcción de una fábrica de teléfonos celulares en Venezuela.

Rubricaron además un convenio entre la cadena multiestatal de televisión Telesur y la televisora estatal china, CCTV.

El año pasado, China fabricó y puso en órbita el primer satélite venezolano de telecomunicaciones, el Venesat-1.

En el ámbito militar, Caracas compró recientemente a Pekín 18 aviones militares modelo K-8, que comenzarán a llegar en enero de 2010 al país sudamericano.

Durante la visita de Xi, Chávez dijo que se estaban examinando otras adquisiciones similares.

“Venezuela va a adquirir radares chinos y aviones que son especialmente diseñados para el entrenamiento de los efectivos que pertenecen a la fuerza aérea como parte de la renovación de nuestro sistema de defensa”, indicó.

Las relaciones sino-venezolanas se reforzaron durante los 10 años de gestión de Chávez, marcados por fuertes tensiones con Estados Unidos.

Esta es la sexta visita que el mandatario sudamericano realiza a su aliado asiático.

Los intercambios comerciales entre ambos países alcanzaron en 2008 los 10,000 millones de dólares, según datos venezolanos.

Fuera de la agenda petrolera, China ve en Venezuela una posibilidad de impulsar su estrategia de alianzas entre países en desarrollo.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí