Inicio Noreste Beneficios de la sandía

Beneficios de la sandía

3
0
La sandía no solo es una deliciosa fruta que nos ayuda a refrescarnos y a mantenernos hidratados durante estos días de verano, sino que también está llena de nutrientes.

Esta fruta contiene vitamina C, vitamina A, potasio y magnesio, además de licopeno y beta caroteno, dos sustancias que tienen potencial para reducir el riesgo de cáncer.

Cabe señalar, que entre los beneficios que la sandía tiene en nuestra salud destacan el mantener el corazón sano, combatir la inflamación, prevenir el cáncer e infecciones urinarias.

Asimismo, debido a que la sandía es rica en antioxidantes, como la citrulina, nos ayuda a mantener buenos niveles de histidina-arginina, desempeña un papel importante en el mantenimiento de la elasticidad de las arterias y los vasos sanguíneos, ayudando a reducir las interacciones de estrés oxidativo.

PREVIENE EL CÁNCER
La sandía es rica en licopeno que contiene el doble de la cantidad que se encuentra en los tomates. Este compuesto desempeña un papel activo en la lucha de varios tipos de cáncer como el de mama, el de próstata, el de útero, el de pulmón y el colorectal mediante la protección de las células contra el daño de radicales libres a diferentes organismos.

PREVIENE INFECCIONES
La sandía juega un papel importante en el tratamiento de muchas infecciones en el cuerpo, incluyendo la inflamación de las articulaciones. Esto es debido al papel de las vitaminas E y D contenidas en la sandía.

DEPURA EL RIÑÓN
La sandía desempeña el papel de depurador de los riñones, eliminando los depósitos de sal de piedra caliza, siendo el potasio un compuesto excelente para la eliminación del ácido úrico concentrado en sangre.

CONTRA LA HIPERTENSIÓN
El potasio y el manganeso son componentes que ayudan a la regulación de la presión arterial, así como el efecto de algunos de los antioxidantes que contiene la sandía que ayuda a combatir la esclerosis y la hipertensión.

Valor nutricional*
Calorías 30 kcal
Proteínas 0.61 g
Grasa 0.15 g
Fibra 0.25 g
Hidratos de Carbono 7.55 g

*Por cada 100 gramos

UN POSTRE NATURAL
Para contrarrestar los antojos que a veces tenemos de un postre, prepararemos una tarta pero sin bizcocho.¿Cómo? Pues usaremos la sandía como base del pastel, cortada con forma redonda, y la decoraremos con otras frutas y con yogur. Para crear esta tarta no es necesario añadir azúcar, ya que la lleva la propia fruta.

INGREDIENTES
– Sandía preferiblemente sin semillas
– Almendras fileteadas
– Yogur
– Frutas de tu elección
– Pepitas de chocolate

PREPARACIÓN
– Primeramente dejamos preparada la base de sandía. Para ello la cortamos por el centro en una rodaja cilíndrica bien ancha y le eliminamos la corteza y después la ponemos en una bandeja.

– Decoramos la tarta de sandía, con yogur tanto por los lados como por la superficie y la decoramos con trocitos de fruta y almendras o chocolate , empleando incluso el resto de la sandía.

– Por último la dejamos reposar en la nevera durante un par de horas y la servimos muy fresquita.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí