Inicio Noreste Alemania, entre empeoramiento de la recesión y enormes pérdidas bancarias

Alemania, entre empeoramiento de la recesión y enormes pérdidas bancarias

77
0
“Alemania vive su peor período económico desde hace decenios. Es una situación en la que no sirven para nada los libros de economía”, admitió el miércoles la jefa del gobierno alemán, la conservadora Angela Merkel, en una intervención ante el Bundestag, la cámara baja del Parlamento.

Merkel habló ante los parlamentarios poco después de que la Oficina Federal de Estadísticas (Destatis) difundiera una estimación según la cual, el Producto Interior Bruto (PIB) alemán perdió entre 1,5% y 2% en el cuarto trimestre de 2008 en relación al tercero.

Este dato supone el empeoramiento de la recesión en la que la primera economía europea entró técnicamente el pasado otoño boreal, tras dos trimestres consecutivos de caída de su PIB.

Además, según los datos provisionales de Destatis, el PIB de Alemania aumentó 1,3% en 2008, en neta desaceleración respecto a años anteriores, dado que en 2007 creció un 2,5% y en 2006 un 3%. Para 2008, el gobierno había apostado por un crecimiento del 1,7% y los economistas del 1,4%.

A las malas noticias macroeconómicas se unió el miércoles el anuncio del mayor banco del país, el Deutsche Bank, que estimó sus pérdidas netas en 2008 en 3.900 millones de euros (5.200 millones de dólares).

La crisis financiera y la debilitación de la coyuntura mundial “ya se dejaron sentir en 2008”, reconoció el ministro de Economía, el conservador Michael Glos.

Concretamente, las exportaciones, motor del crecimiento alemán, se hundieron, así como los pedidos industriales en noviembre, mientras que las inversiones industriales también sufrieron un serio parón.

El consumo se estancó y la reducción del desempleo no logró compensar la subida de los precios durante el verano boreal debido al brusco aumento del precio del petróleo en aquel período.

“Confío en que el paquete de medidas de reactivación económica (decidido el lunes por el gobierno) repercutirá sensiblemente en la economía desde este año”, aseguró Glos.

Ese paquete, de un monto de 50.000 millones de dólares en dos años y considerado como el más importante desde la Segunda Guerra Mundial, prevé un fuerte programa de inversiones en infraestructuras, así como disminuciones de impuestos y cotizaciones.

Debido a ese plan, el déficit presupuestario alemán sobrepasará el 4% del PIB en 2010, previno el ministro de Finanzas, Peer Steinbruck, en declaraciones al Financial Times Deutschland.

Esta previsión supone el incumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE, que fija el límite máximo por debajo del 3% del PIB.

Además, el plan fue acogido con reticencia por la patronal, por considerar su entrada en vigor en julio demasiado tardía y poco consistentes las disminuciones de impuestos.

Estas críticas, sin embargo, no impideron a la canciller alemana reconocer ante el Bundestag que la adopción del plan fue “la decisión política más difícil tomada como canciller”.

Pero dada la excepcional dimensión de la crisis, “una respuesta de ese tipo se imponía, porque no hacer nada hubiera sido peor”, reconoció.

El anuncio de la contracción del PIB en el cuarto trimestre, además, “es la última pieza de una triste serie de estadísticas económicas” para Holger Schmieding, jefe de la división económica Europa del Bank of América.

En este contexto, Schmieding consideró que al Banco Central Europeo (BCE) no le queda más remedio que recortar por cuarta vez consecutiva su tasa directriz en su reunión del jueves, del 2,5% a un 2%.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí