Inicio Nacional Uso de estupefacientes con fines médicos nos está difundido

Uso de estupefacientes con fines médicos nos está difundido

179
0
La agencia de la ONU lamenta que el acceso a estos medicamentos sea “casi nulo en más de 150 países”, por lo que llama a convertirlos en “una prioridad de salud pública”. El sufrimiento de decenas de millones de pacientes podría mitigarse, estima por su lado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según un estudio, los países que no usan esos medicamentos lo hacen por temor a crear fenómenos de adicción, por las dificultades administrativas, por falta de capacitación de los médicos o por sus elevados costos.

En cuanto al uso ilícito de las drogas, la JIFE -que celebra en 2009 el centenario del régimen que controla los estupefacientes- se alarma por la difusión que tiene el cannabis (marihuana, hachís), que está en primer lugar entre las drogas que se consumen en el mundo.

Según la Junta, los traficantes han “elaborado especies más fuertes, con índices de tetrahidrocannabinol (THC, la molécula activa) que son mucho más elevados que los del cannabis que se producía en los años 1980”. Europa es el primer mercado mundial para el cannabis.

Otra fuente de preocupación para la JIFE es el actual desvío en el uso de medicamentos que se expenden con receta médica, lo que está de moda, en particular en Estados Unidos.

La Junta pide a los gobiernos que inviertan más en la prevención, orientando en forma especial hacia los jóvenes.

La JIFE denuncia además el consumo de drogas que se desarrolla en las rutas del narcotráfico: en África, eje del tráfico de la heroína y la cocaína, en el sur del Cáucaso, en la Península Arábica. Junto a los países productores tradicionales (Afganistán, Colombia, Marruecos, Jamaica), Canadá se ha convertido, a su vez, en un gran productor de éxtasis.

Por último, la Junta se declara preocupada por el desvío, en particular en África, de sustancias químicas como la efedrina o la pseudoefedrina, necesarias para la fabricación de anfetaminas.

“Los traficantes hacen pedidos a las empresas legales, usando licencias para la importación de productos farmacéuticos falsificadas en los países en desarrollo, donde las medidas de control son relajadas e incluso inexistentes”, señala.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí