Inicio Nacional Una puntuación de riesgo podría predecir el ritmo cardiaco anormal

Una puntuación de riesgo podría predecir el ritmo cardiaco anormal

139
0
Para ese fin, los investigadores desarrollaron una puntuación de riesgo que podría algún día ayudar a prevenir esta afección que se ha convertido en el tipo más común de ritmo cardiaco anormal en Estados Unidos, ya que afecta a alrededor de 2.2 millones de personas.

“Sabemos bastante sobre la prevención de muchos tipos diferentes de enfermedad vascular, pero es poca la atención que se ha prestado a la prevención de la fibrilación auricular”, dijo la investigadora principal, la Dra. Emelia Benjamin, profesora de medicina y epidemiología de la Facultad de medicina de la Universidad de Boston.

Pero hay que prestarle mucha atención, puesto que esta afección es cada vez más común en EE. UU. Para 2050, casi 16 millones de estadounidenses tendrán la FA, dijo Benjamin. Este incremento dramático se debe en parte a que la gente vive más, así que son más propensos a desarrollar enfermedades asociadas al envejecimiento. Además, las personas que tienen enfermedad cardiaca viven más tiempo ahora, explicó.

Esta afección hace que las cámaras superiores del corazón se contraigan de forma errática, lo que entorpece la capacidad de bombeo de la sangre. Puede incrementar el riesgo de accidente cerebrovascular, insuficiencia cardiaca y demencia, y aunque se puede controlar con medicamentos o procedimientos quirúrgicos, no hay manera de evitar su desarrollo, de acuerdo con la American Heart Association.

Los factores de riesgo de la FA son conocidos, pero se suelen estudiar uno a la vez, y hasta ahora no se había encontrado una forma de predecir el riesgo individual de la enfermedad, dijo Benjamin. “Desarrollamos un puntuación de riesgo para la FA de reciente aparición que se puede usar en el consultorio médico o incluso una persona la puede emplear para determinar su riesgo de FA”, dijo.

Los factores de riesgo de la FA incluyen: edad avanzada, ser hombre, tener sobrepeso, ser hipertenso, tener un soplo cardiaco y un historial de insuficiencia cardiaca, dijo Benjamin. “Estos factores ya se han detallado con anterioridad, pero no se han organizado en una puntuación de riesgo”, destacó.

El informe aparece en la edición del 28 de febrero de The Lancet.

Para el estudio, el equipo de Benjamin, entre los que estaba la Dra. Renate Schnabel de la Universidad Johannes Gutenberg en Mainz, Alemania, recopiló los datos de 4,764 personas que participaron en el Estudio cardiaco de Framingham. Estos individuos no tenían FA y su edad oscilaba entre los 45 y los 95 años. La selección de los participantes del estudio se hizo a partir de exámenes realizados entre junio de 1968 y septiembre de 1987.

Durante el seguimiento de más de 10 años, el 10 por ciento de los participantes desarrolló FA. Los factores más fuertes en la predicción del riesgo de desarrollar FA eran la edad, el sexo, el peso, la presión arterial alta, recibir tratamiento para la presión arterial alta, el soplo cardiaco y la insuficiencia cardiaca. Además, el tiempo entre las ondas P y R (intervalo PR), observado en un electrocardiograma, también era un predictor significativo de FA, hallaron los investigadores.

El riesgo de FA variaba con la edad. Los mayores de 65 eran más de 15 veces más propensos a desarrollar la FA que los menores de 65, señalaron los investigadores.

Esta puntuación de riesgo podría ayudar a los médicos y a los pacientes a determinar el riesgo de FA, dijo Benjamin. Y lo más importante, esta puntuación de riesgo podría ayudar a los médicos a desarrollar una forma de prevenir la FA, destacó.

“Antes de prevenir una enfermedad, hay que saber predecirla”, apuntó Benjamin. Esta puntuación de riesgo será útil en primer lugar para ayudar a los pacientes a entender su riesgo, en segundo lugar, para ofrecer información a ensayos clínicos, y en tercer lugar, para evaluar otras formas de predecir la FA, destacó.

El Dr. David Brieger, profesor asociado del Hospital Concord en la Universidad de Sídney en Australia y autor de un editorial acompañante en la revista, dijo que este estudio podría ser el primer paso en la búsqueda de una forma de prevenir la FA.

“Es posible identificar estrategias farmacológicas y de otro tipo como el estilo de vida para prevenir la aparición de la fibrilación auricular en pacientes de alto riesgo”, destacó Brieger.

La fibrilación auricular es una afección potencialmente discapacitante que están aumentando su frecuencia e incrementando la carga sobre los recursos de atención de la salud, destacó Brieger. “Prevenir esta afección tendría un valor inmenso. Identificar a los pacientes en alto riesgo de desarrollar esta afección es un paso inicial importante en este proceso”, agregó.

El Dr. Gregg C. Fonarow, profesor de cardiología de la Universidad de California en Los Ángeles, dijo que no está claro cómo esta puntuación de riesgo puede cambiar la práctica clínica.

“Aunque es útil desde el punto de vista de la investigación, la utilidad clínica potencial de esta puntuación de riesgo amerita que sea validada en otras poblaciones y por estudios futuros”, dijo Fonarow. “Aún no se ha probado si la detección de un mayor riesgo de FA producirá como resultado un cambio en la atención o mejoras en los resultados clínicos”.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí