Inicio Nacional Tomar café parece contribuir a disminuir el riesgo de infartos entre las...

Tomar café parece contribuir a disminuir el riesgo de infartos entre las mujeres

746
0
Una reciente investigación publicada en la revista médica especializada Circulation indica algo que -hasta ahora- contraría un mito que habla de que el café es malo para el corazón-: ahora se comprueba que las mujeres que beben café, en forma moderada pero constante, tienen un menor riesgo de sufrir algún tipo de infarto.

A esta conclusión llegó un equipo médico coordinado por Rob van Dam, Profesor en la Harvard Medical School, de los Estados Unidos, luego de seguir y analizar las costumbres alimenticias y la salud de decenas de miles de mujeres norteamericanas, a lo largo de más de 25 años.

Además, el trabajo parece indicar otra conclusión favorable para los amantes del buen café: tomar una taza de esta bebida podría ayudar a proteger a la mujer contra el desarrollo de una incipiente diabetes, sin elevar, al mismo tiempo, el riesgo de tener problemas cardíacos.

Finalmente, el trabajo indica otro detalle. El café, tan habitualmente acompañado por un cigarrillo, no parece ser una buena combinación ya que el tabaco anula esta doble protección que el café parece otorgar

LOS DATOS
“Mucha gente suele pensar, y estar preocupada, por el hecho de que tomar café podría ser un factor de riesgo en relación a los problemas cardíacos y elevar la probabilidad de un infarto, comenta van Dam. “Pero lo que nosotros estamos viendo en este trabajo es que –en realidad- el tomar café en forma moderada podría terminar siendo beneficioso para la salud”.

Para llegar a estas conclusiones el equipo de médicos analizó en forma sistemática la relación entre la ingesta de café y el riesgo de infarto en un gran grupo de más de 83.000 mujeres de un promedio de 55 años de edad, que participaron de un gran estudio (Nurses’ Health Study) entre los años 1980 y 2004.

Al comienzo de este trabajo ninguna las participantes habían registrado infartos enfermedades cardíacas, diabetes o cancer. A todas esas se le realizaron detallados cuestionarios sobre sus hábitos alimenticios cotidianos y se siguió su salud a lo largo de los años.

Basados en la respuesta de las mujeres, los investigadores encontraron que el 84% de las mujeres consumían café común, un porcentaje menor lo hacía con café descafeinado y el 78% consumía té.

Durante el estudio, que abarcó 24 años de vida, se registraron más de 2300 infartos. Luego de correlacionar estos datos, se encontró que quienes bebían café en mayor medida no tenían una mayor incidencia de este tipo de problemas.

De hecho, se constató lo contrario: las mujeres sanas, que consumían entre 2 y 3 tazas de café en forma diaria tenían, en promedio, un 19% de riesgo menor de parecer algún tipo de infarto que las mujeres que bebían menos de una taza de café al mes. Y, quienes consumían 4 tazas de café al día tenían un menor riesgo –del 20% menos- de tener este tipo de incidentes
Por supuesto, los investigadores recuerdan qué otras condiciones médicas asociadas –como el insomnio, la ansiedad, la alta presión, o alguna complicación cardíaca- pueden ser negativamente agravadas por una alta ingesta de café.

Y recordaron que estos datos preliminares deben ser confirmados por otros estudios antes de que se pueda recomendar tomar café a todas las mujeres. Pero ahora, al menos, servirse un café podrá generar menos culpa.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí