Inicio Nacional Rechaza gobierno federal legalización de la marihuana

Rechaza gobierno federal legalización de la marihuana

156
0
En rueda de prensa, el titular del Consejo Nacional Contra las Adicciones (Conadic) de la SSA, Carlos Rodríguez Ajenjo, añadió que legalizar el uso de ese estupefaciente aumentaría su consumo, provocaría un problema de salud pública y generaría violencia social.

“La legalización del consumo de marihuana tampoco va a garantizar que a los enfermos de adicción se les deje de discriminar, estereotipar o que ellos dejen de excluirse de la sociedad, y sí va a propiciar otro tipo de violencia social”, advirtió.

Rodríguez Ajenjo sugirió que la cannabis se mantenga en la clasificación de estupefaciente en el Artículo 234 de la Ley General de Salud, y que no se legalice porque en otros países se ha observado que el efecto inmediato es el aumento del consumo de sustancias.

Además el tránsito a probar otras sustancias se presenta en 90 por ciento de los casos, y se daría un aumento de problemas de violencia vinculados con el tráfico de drogas y con el comercio ilegal de otras como la cocaína, la heroína y metanfetaminas.

Al presentar los motivos de por qué se rechaza la legalización y fijar la posición del gobierno federal, planteó que México violaría la legislación internacional, pues es firmante de instrumentos internacionales que se oponen a legalizar drogas, como es la Convención de Viena.

Rodríguez Ajenjo insistió en que se carece de evidencia científica y clínica para determinar con precisión dosis y los efectos positivos de la marihuna en la salud.

Es por ello que la Secretaría de Salud y el Conadic sostienen que “no debe promoverse la legalización de la cannabis hasta no tener evidencias suficientes, científicas y clínicas”, puntualizó.

Informó que han acudido respetuosos de la vida democrática a la invitación del Legislativo a externar sus opiniones sobre este tema en lo foros que se han organizado, y se manifestó por la no legalización, que debe ampliarse la investigación y que se continúe la discusión analítica del tema.

Respecto al uso recreativo de la marihuana, Rodríguez Ajenjo dio a conocer que se ha demostrado que trae efectos negativos serios para la salud mental y el funcionamiento e integridad neuropsíquica de sus consumidores.

Particularmente, explicó el titular del Conadic, por sus efectos en la memoria y en la voluntad, sobre todo de menores de 18 años debido a la inmadurez en el desarrollo del cerebro.

Abundó que el gobierno federal tiene la obligación de tratar a los adictos como enfermos y proporcionarles el tratamiento adecuado, eficaz y especializado, pues la ley considera que se deben ver a los adictos como enfermos antes que como criminales o delincuentes.

Sin embargo, aclaró que ellos son los que se marginan y propician exclusión social y estigmatización, lo que trae consigo la discriminación de estas personas.

“La adicción es un problema de salud pública, de salud física y de salud individual, tiende a ser crónico y presenta múltiples recaídas y las personas que tienen un problema de este tipo tienen que estar consideradas como enfermos y sus derechos tienen que respetarse conforme lo establece la Constitución Política Mexicana”, afirmó.

Informó que para garantizar la atención, pero sobre todo la
prevención, la SSA impulsa la creación de 329 centros Nueva Vida, de
los cuales 300 ya están construidos y el resto en proceso, y casi 290
prestan atención especializada en todo el país.

El funcionario federal recordó que conforme a las estadísticas más recientes de 2002 a 2008 se incrementó en 50 por ciento el número de personas adictas a alguna droga, y de éstas 46 por ciento consumen marihuana.

Detalló que en 2002 los adictos eran 300 mil y de esa fecha a 2008 aumentaron 150 mil, que se suman a los que ya había en el país, por lo que se estima que actualmente unas 600 mil personas en México son adictas y necesitan tratamiento especializado.

Entre los efectos negativos a la salud por el uso de la marihuana destacan que no se complementa el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso central, se altera la destreza de conducir y se provocan graves accidentes automovilísticos.

Asimismo provoca problemas cardiovasculares y respiratorios, pues el mantener el humo para que haga efecto puede ahogar a la persona, dilata las arterias y venas, y puede provocar la muerte súbita. Se ha comprobado que el consumo del enervante baja la potencia sexual y producción de espermatozoides.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí