Inicio Nacional ¿Qué es el entrenamiento cardiovascular?

¿Qué es el entrenamiento cardiovascular?

511
0
Se practica sobre todo en la sala de máquinas y consiste en trabajar la resistencia (un esfuerzo prolongado de densidad media pero constante y duradera en el tiempo con la que podamos hablar pero no cantar). De este modo musculamos el corazón y mejoramos la respiración.
 
Las ventaja

Gasto energético consecuente: Gracias a este tipo de actividades trabajamos durante un buen rato una gran cantidad de masa muscular y, por lo tanto, quemamos mucho: entre 300-600 kcal/h más o menos.

Miembros afinados: Cuando el carburante disponible (glucosa) se gasta, es decir, al cabo de 30-40 minutos de ejercicio, dependiendo de las personas, el organismo recurre a las reservas de grasa para obtener la energía necesaria que exige el esfuerzo. Practicando de forma regular (entre 2-3 veces a la semana, 45 minutos mínimo) afinaremos todo nuestro cuerpo de un modo progresivo.

Silueta definida: Definiremos sobre todo las piernas, porque trabajan en cualquier ejercicio. Pero también los brazos, los abdominales y la espalda, si practicamos el remo y nos subimos a la elíptica.

Pocas tensiones articulares: Con la bici y el remo hay que sentarse, de modo que los miembros inferiores no soportan todo el peso del busto. En los escalones y la elíptica, el peso del cuerpo se reparte entre las dos piernas. Durante toda una sesión viene bien cambiar de máquina para variar los movimientos.

Actividades para todos: Principiantes o curtidos deportista. El trabajo debe ser progresivo y hay que jugar con los diferentes niveles de entrenamiento propuestos por las máquinas.
 
Los inconvenientes


Aburrimiento: Correr o remar en el sitio es bastante monótono. Es diferente si se practican actividades de resistencia al aire libre (correr, bici, marcha, etc.), el paisaje no cambia cuando hacemos deporte en una sala.

Falta de encuadre: En casa o en el gimnasio estamos solos. Resultado: no siempre se siguen los programas más adecuados, se adoptan malas posturas y se corre el riesgo de sufrir fatiga, dolores dorsales, agujetas, etc. Es mejor dejarse aconsejar para realizar los ejercicios correctamente y adoptar el buen ritmo.

Riesgo de sobrecalentamiento: En el interior no corre el aire para refrescarse. ¡Ojo con la deshidratación!
 
Algunos consejos para una buena práctica


Equípate correctamente: Trabajar encima de una máquina no quiere decir que no tengas que llevar las zapatillas de deporte adecuadas, que se adapten a tu pie y sean de calidad, cómodas y con un buen amortiguador. Para evitar el sobrecalentamiento, vístete con ropa ligera, un top de malla o lycra.

Anima el entrenamiento: Ponte música o la tele de fondo. El tiempo pasará más de prisa.

Calienta: La mayoría de estas máquinas proponen fases de calentamiento. También puedes realizar algunos movimientos en el suelo antes de empezar el ejercicio.

Cambia de máquinas: Así variarás el trabajo muscular y aprovecharás las especificidades de cada máquina: los escalones y la elíptica favorecen la circulación y la disminución de la celulitis, con el remo tonificarás los brazos y los abdominales, con la bicicleta activarás las articulaciones.

Hidrátate: No olvides que el trabajo en la sala de máquinas equivale a una sesión de footing al aire libre. Bebe con regularidad, da pequeños sorbos, antes, durante y después de la sesión.

Estira: Si no quieres tener agujetas, estira tras la sesión de ejercicios.

Fuente: www.enfemenino.com
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí