Inicio Nacional Por la obesidad, en Nueva York les quieren poner impuestos a las...

Por la obesidad, en Nueva York les quieren poner impuestos a las gaseosas

156
0
El gobernador neoyorkino David Paterson fue el impulsor de este proyecto. Según explicó, el impuesto -que de aprobarse sería del 18% para las gaseosas y bebidas azucaradas no dietéticas-, contribuiría no sólo a mejorar la salud de los habitantes de esa ciudad, sino también engrosaría las arcas locales en 400 millones de dólares al año, informó el sitio Prensa.com.

Su idea se basa en una experiencia exitosa anterior, relacionada con el tabaco. A lo largo de los últimos 40 años, cada aumento del 10% en el precio de los cigarrillos redujo las ventas en un 3% en general, y un 7% entre los adolescentes, según el libro de 2005 Receta para una nación saludable. Desde 1983 salvó 40 mil vidas por año.

Paterson piensa que este nuevo impuesto llevaría a que los consumidores, en especial los niños, cambien las bebidas azucaradas por otras dietéticas o, simplemente, por agua.

Un ataque a la salud
Leticia Radavero, licenciada en nutrición, explicó a Infobae.com el alcance a nivel salud que tienen las gaseosas colas y bebidas azucaradas. Según estimó, cada vaso que se vende en las casas de comida rápida norteamericanas equivale a “500, 600 calorías o más”.

“Las calorías que uno toma el cerebro no las registra porque no las mastica, entonces no sabe que está digiriendo algo”, explicó la especialista.

Al hecho de que el norteamericano promedio ingiere más calorías que las que gasta se sumaría el consumo ilimitado de bebidas compuestas por azúcares simples.

Por otra parte, afirmó que es falsa la idea que las bebidas de este tipo generan saciedad. “Ésta la da el tiempo que permanece en el estómago el alimento para digerirse. El gas te distiende y te da saciedad, pero es momentánea”, explicó.

Radavero resaltó que este consumo trae aparejadas caries y problemas de peso. “El sobrepeso y la obesidad son la puerta de entrada de cierto tipo de cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes. Es un círculo vicioso, está todo relacionado”, agregó.

Para ella, más allá del impuesto, la solución está en la escuela. “Habría que ofrecer educación alimentaria desde chicos, para que puedan tener hábitos saludables. Impulsar el consumo ocasional de bebidas comerciales, sobre todo en los más chicos, y buscar las calorías que aporta la gaseosa en productos más nutritivos”, opinó.

Fuente: Infobae.com
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí