Inicio Nacional La artritis reumática está aumentando en las mujeres blancas

La artritis reumática está aumentando en las mujeres blancas

168
0

Mientras que la investigación no fue diseñada para entender la causa, la velocidad del cambio apunta a factores ambientales, en lugar de genéticos, señaló a Reuters Health la coautora del estudio, doctora Sherine E. Gabriel, de la Escuela de Medicina Mayo, en Rochester, Minnesota.

“Es bastante improbable que la genética de una población varíe tan rápidamente”, sostuvo.

En las personas con artritis reumática (AR), el sistema inmunológico ataca las articulaciones, lo que genera inflamación, dolor, rigidez y hasta erosión ósea y deformación articular.

El equipo de Gabriel usó datos del Rochester Epidemiology Project, que ha evaluado las historias clínicas de los servicios de salud en el Condado de Olmstead, Minnesota, desde principios de 1900 con fondos de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por su sigla en inglés) durante más de 40 años.

El proyecto incluye información sobre casi todas las personas que fueron a un médico en el condado en las últimas décadas.

Antes, el equipo había analizado datos para el período 1955-1994 que mostraron una reducción continua de los casos de AR en hombres y mujeres. En el nuevo estudio, con datos de 1995-2007, se identificaron a 466 personas con diagnóstico confirmado de la enfermedad.

Durante ese período, el riesgo de desarrollar AR se mantuvo estable en los hombres: se diagnosticaron anualmente 28 casos por cada 100.000 varones de la población general.

Pero en las mujeres, hubo una incidencia de 2,5 por ciento más por año entre 1995 y el 2007, con un promedio de 53 diagnósticos por cada 100.000 mujeres en todo el período.

El porcentaje real de mujeres con AR en el condado creció de 0,75 por ciento en 1995 a casi el 1 por ciento en el 2005. Menos del 0,5 por ciento de los hombres tenían AR en esos años.

Hay varios factores ambientales que podrían influir en la disminución y luego el crecimiento de la AR en las mujeres. Por ejemplo, el tabaquismo, uno de los pocos factores de riesgo confirmados de la enfermedad, está bajando desde 1950, pero no tan rápido en las mujeres como en los hombres.

“Las mujeres tardaron más en adquirir ese mal hábito y, ahora, en abandonarlo”, dijo la autora.

Otros factores serían la cambiante composición de los anticonceptivos. La píldora protege a las mujeres de la AR. Pero, dado que los anticonceptivos contienen mucho menos estrógeno que antes, el equipo opinó que la protección sería menor.

La deficiencia de vitamina D, que está asociada con la AR, sería otra posibilidad. Esa carencia estuvo aumentando en los últimos años, especialmente en las mujeres.

Debido a que la población en Olmstead es en un 90 por ciento blanca, los resultados no podrían extrapolarse a otras etnias. De todos modos, el patrón observado describiría a toda la población blanca en Estados Unidos.

FUENTE: Arthritis & Rheumatism, online 26 de febrero del 2010.


ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí