Inicio Nacional Células madre reparan córneas dañadas en ratones

Células madre reparan córneas dañadas en ratones

2417
0
Los investigadores esperan que el procedimiento se convierta algún día en una alternativa a los trasplantes de córneas en humanos. Cada año en los Estados Unidos se realizan cerca de 40,000 de estos trasplantes.

“Las células madre penetraron en la matriz en forma de cicatriz, la restauraron e hicieron que pareciera más normal”, dijo el investigador principal James Funderburgh, profesor asociado de oftalmología de la Universidad de Pittsburgh. “Nos quedamos sorprendidos y maravillados”.

Un informe sobre el estudio aparece en la edición en línea del 9 de abril de Stem Cells.

La córnea es la capa frontal transparente del ojo que sirve como barrera protectora y, junto con el cristalino, contribuye a enfocar la luz. Las córneas pueden desarrollar tejido cicatrizante debido a la inflamación crónica causada por infecciones, otras afecciones y lesiones como quemaduras químicas o térmicas, y traumas.

El tejido de la cicatriz puede hacer que la córnea pierda su transparencia, impidiendo así el enfoque de la luz, y esto puede conducir a una pérdida de agudeza visual, tal como visión nublosa y borrosa, que algunas veces se ha descrito como ver a través de un cristal cubierto de escarcha.

“La única terapia eficaz es el trasplante de córnea”, dijo Funderburgh.

Hace varios años, Funderburgh y sus colegas recopilaron células madre del estroma, una matriz de fibras de colágeno que hace que la córnea sea más resistente, de cadáveres humanos.

En una córnea sana, las fibras de colágeno están unidas en paralelo y sumamente organizadas. En una córnea dañada, la matriz es irregular y desorganizada, dijo.

Después de cultivar células madre en laboratorio, los investigadores las inyectaron en los ojos de ratones manipulados para que tuvieran córneas defectuosas que simularan el tejido cicatrizante en humanos.

A los tres meses, las células madre habían regenerado las fibras de colágeno, haciendo que las córneas dañadas de los ratones parecieran normales, informaron los investigadores. Al año, las córneas de los ratones aún tenían un aspecto normal.

En ensayos clínicos en humanos, se están utilizando células madre para regenerar otros tejidos oculares, tales como el epitelio, dijo el Dr. Richard Bensinger, vocero de la American Academy of Ophthalmology.

Pero advirtió que el tejido cicatrizante de los ratones es diferente al causado por una lesión o infección en humanos. Las córneas de los ratones tenían “tejidos con deficiencias bioquímicas” que carecían de una proteína necesaria para generar de forma correcta la matriz de colágeno, dijo.

Un ojo humano que tenga tejido cicatrizante no carece de esta proteína, y tiene otros problemas.

“En ratones, el hecho de reemplazar la proteína faltante restaura la arquitectura normal de la córnea”, dijo Bensinger. “Las córneas traumatizadas en humanos no carecen de ninguna proteína, sino que tienen una amplia serie de proteínas que causan la cicatriz. Tratar dicha cicatriz con el reemplazo de una proteína que resulta ser una de las que ya producen no cambiará probablemente la naturaleza de la cicatriz”.

El Dr. Ivan Schwab, profesor de oftalmología y director del Servicio de enfermedades externas y de la córnea en la Universidad de California en Davis, fue más optimista.

“Aunque aún faltan muchos pasos para realizar un ensayo clínico en humanos, éste es un paso biológico real”, dijo Schwab. “No sólo ofrece nuevas vías para el posible desarrollo de tejido de córnea, sino que ofrece nuevas vías para otros tejidos también. Este equipo debe ser elogiado por su excelente trabajo”.

Funderburgh dijo que se tardará unos dos años en desarrollar cultivos de células madre que sean adecuados para la experimentación en humanos, luego de lo que esperan comenzar los ensayos clínicos.

Hasta ahora, no hay escasez de córneas para trasplante en Estados Unidos, aunque sí en países donde la religión y los tabúes culturales desalientan la donación o el uso de partes del cuerpo de personas muertas.

Sin embargo, la cirugía correctiva ocular LASIK hace que las córneas no sean aptas para un trasplante, lo que podría significar una escasez en el futuro, dijo Funderburgh.

Las córneas trasplantadas tienen un bajo riesgo de rechazo, y los pacientes no necesitan tomar inmunosupresores, dijo Bensinger. Sin embargo, debido a las características del tejido cicatrizante, las personas que tienen lesiones en la córnea a menudo no son buenos candidatos para un trasplante de córnea, y las tasas de rechazo entre ellos son más altas, apuntó.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí