Inicio Nacional Aceptar ayuda mejora la supervivencia entre los diabéticos

Aceptar ayuda mejora la supervivencia entre los diabéticos

176
0
El estudio halla que los que son más independientes y creen que no necesitan ayuda de otros tienen un riesgo 33 por ciento mayor de morir en un período de cinco años.

“Se trata de personas autosuficientes, autoiniciadoras y ambiciosas a las que les gusta hacer las cosas por su cuenta. Sin embargo, en un ambiente de atención sanitaria con una enfermedad crónica, lo que normalmente es una ventaja puede convertirse en una desventaja”, aseguró el Dr. Paul Ciechanowski, profesor asociado del departamento de psiquiatría y ciencias conductuales de la Facultad de medicina de la Universidad de Washington.

“Lo cotidiano, pagar la hipoteca, llevar a los niños a la práctica de fútbol, cumplir con plazos, tomar y hacerse surtir medicamentos, hacer ejercicio, comer y cocinar saludablemente, acudir a las citas médicas, son cosas que comienzan a descomponerse cuando uno trata de hacer todo por su cuenta”, dijo.

“Además, el sistema de atención de la salud está diseñado para la mayoría, por lo que personas como éstas quedan en el limbo. Se les podría llamar pacientes difíciles, cuando en realidad se trata de que están agobiados y tienen dificultades para pedir ayuda y para confiar en otros. La gente que se siente cómoda colaborando es a la que le va mejor con nuestro sistema de atención de la salud”, anotó Ciechanowski.

Según la información de respaldo del estudio, las investigaciones anteriores encontraron que la gente que tiene enfermedades crónicas, como diabetes, que no cuenta con un sistema de apoyo adecuado es más propensa a morir.

Ciechanowski y sus colegas querían ampliar investigaciones anteriores para determinar los efectos del tipo de personalidad sobre el riesgo de mortalidad en las enfermedades crónicas.

Para hacerlo, reclutaron a 3,535 adultos que no estaban deprimidos y tenían diabetes tipo 1 o 2. Los voluntarios estaban afiliados a una organización de mantenimiento de la salud del estado de Washington.

Los investigadores hallaron que 53.8 por ciento de los participantes del estudio tenía un estilo de relación interactivo, lo que significa que eran más propensos a pedir ayudar, según el estudio. El resto, 46.2 por ciento, tenía un estilo de relaciones independientes. El estudio halló que estas personas tienen dificultades para pedir ayuda y podrían tener dificultades para confiar.

El índice de mortalidad para los del grupo interactivo era de 29 por mil individuos, frente a 39 por mil en el grupo independiente. Esto significa que las personas independientes tienen un riesgo de muerte 33 por ciento más alto, según el estudio.

Los resultados del estudio aparecen en la edición de marzo de Diabetes Care.

“Este estudio en gran parte es bastante intuitivo”, señaló el Dr. Vasudevan Raghavan, director de la clínica cardiometabólica y de lípidos, y del servicio de gestión médica del peso de Scott & White Healthcare en Temple, Texas. “Contar con un sistema de apoyo proporciona incentivos adicionales para hacer lo correcto. Por ejemplo, si su madre viene de visita o llama con frecuencia, podría recordarle que cumpla sus citas médicas y se haga surtir sus medicamentos, lo que suscita que usted lo haga”.

Raghavan aseguró que un hallazgo particularmente notable fue que, aunque mucha gente de estilo interactivo tenía un índice de masa corporal (IMC) mayor, estaba en menor riesgo de muerte. Normalmente, un IMC mayor en pacientes de diabetes tendería a relacionarse con un riesgo de muerte superior. (El IMC es una proporción entre el peso y la estatura de una persona).

Lamentablemente, según Raghavan, “no se puede indicar una receta de dosis social. No se puede ordenar a la gente que pida ayuda a los demás o a que viva con otras personas”.

Tanto Ciechanowski como Raghavan aseguraron que los hallazgos deberían instar a los médicos a tener en cuenta el estilo de relaciones de un paciente para el tratamiento.

“Necesitamos desarrollar métodos distintos para la gente que no puede colaborar. Con frecuencia, les encantaría recibir más ayuda, pero temen pedirla”, señaló Ciechanowski. Algunas opciones son el correo electrónico, las llamadas telefónicas o las citas con otros profesionales de la salud, dijo.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí