Inicio Internacional Va `Occupy Chicago` contra carboneras que afectan a mexicanos

Va `Occupy Chicago` contra carboneras que afectan a mexicanos

1135
0
Aseguran que el aire que respiran los residentes de Chicago “está siendo destruido por la codicia de la empresa Midwest Generation, propietaria y operadora de las plantas carboneras, con inversión del Banco de América, que se enriquecen mientras la gente es forzada a sacrificar su salud y bienestar”.

Como parte de su estrategia de invierno “Occupy Chicago” se sumó a la organización de reciente creación “Ocupa el Barrio”, así como a grupos comunitarios y ambientalistas para realizar actividades este sábado que culminarán con una manifestación en las oficinas de la compañía.

El reclamo de los vecindarios Bridgeport, la Villita y Pilsen volvió al olvido el mes pasado tras el fracaso de un intento de ley local de reducción de emisiones. Sin embargo, el tema no está agotado para los residentes de esa zona por lo que se manifiestan en el ayuntamiento.

La semana pasada, en una protesta más, solicitaron al alcalde Rahm Emanuel encabezar negociaciones para establecer más restricciones contra las dos plantas de carbón o impulsar el retiro de las mismas este fin de año, pero su petición no tuvo respuesta.

“Occupy Chicago” sumó este reclamo a la campaña “Justicia Climática”, que entre otras actividades este sábado tendrá una sesión educativa sobre el cambio climático en la biblioteca Rudy Lozano, de Pilsen.

Más tarde, en un acto simbólico característico de este movimiento, varios clientes del Banco de América retirarán su dinero de la sucursal ubicada en ese vecindario.

Las actividades del movimiento seguirán con una manifestación en la Plaza Tenochtitlán al mediodía y una marcha hacia el centro de la ciudad para unirse en la esquina del “Occupy Chicago” con más simpatizantes rumbo a las oficinas de la empresa Midwest Generation.

El mes pasado, durante el periodo legislativo llamado del Veto, el representante estatal Edward Acevedo presentó sin éxito una enmienda de ley para establecer normas a la contaminación que hacen al ambiente las dos plantas, como reducir sus emisiones de hollín y dióxido de carbono, antes de enero del 2013.

La propuesta del legislador para mejorar el aire extendería a todo el estado una ordenanza que aún se discute en el Concilio de Chicago sobre energía limpia dirigida a las dos plantas de electricidad a base de carbón, propiedad de las empresas Midwest Generation y Edison Mission Group. La iniciativa avanzó en comisiones pero no logró salir.

La ley retoma al menos cinco estudios que comprueban que la contaminación de ambas plantas -cada una con más de 50 años- se relaciona con numerosos casos de asma, especialmente en niños, ataques al corazón, riesgo de cáncer pulmonar, hospitalizaciones y muertes tempranas en residentes de las áreas aledañas.

Pero la empresa ha desacreditado todos los estudios que confirman daño a la salud de los residentes, al tiempo que se declara imposibilitada para cumplir con la reducción de los niveles de dióxido de carbono, debido a la inexistencia de tecnología viable para lograrlo.

Las carboneras se ubican en comunidades densamente pobladas, lo que no sucede con ninguna otra central de carbón en el país, incluso la Agencia de Protección Ambiental declaró inseguro el aire en Pilsen al encontrar altos niveles de plomo perjudiciales para el cerebro.

“Las personas más vulnerables a los efectos nocivos para la salud de la contaminación del aire que emana de las plantas Fisk y Crawford están entre los residentes económicamente más desfavorecidos y los que menos pueden pagar gastos médicos de atención”, citó un estudio.

En tanto, en el Concilio de Chicago sigue estancada la ordenanza de ley “Energía Limpia” para regularizar a las plantas, presentada en 2010 que establece la sustitución del uso de carbón por gas natural, lo que implicaría su cierre para iniciar un proceso de transformación a elevado costo.

Las dos iniciativas, la municipal y estatal están respaldadas por una nueva serie de normas rigurosas que regulan las emisiones de las plantas carboneras en 28 estados, la cual presentó en septiembre la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos.

De alcanzarse un acuerdo entre el municipio y las empresas podrían cerrarse las dos centrales a cambio del compromiso del estado de comprar electricidad a la planta eólica Big Sky, propiedad de Edison Mision Group, a un contrato a un largo plazo y una tarifa más alta que la actual, lo cual, no conviene al gobierno.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí