Inicio Internacional Un nuevo deslave en Río de Janeiro eleva a 148 los muertos...

Un nuevo deslave en Río de Janeiro eleva a 148 los muertos por las lluvias

114
0
El deslave arrastró 45 casas, 30 de ellas con sus habitantes dentro, según bomberos citados por la televisión Globo, a las 21:30 locales (las 00:30 GMT) en Niteroi, la más afectada por las intensas lluvias y que se une a Río por un puente.

Unas 20 personas habían sido rescatadas con vida a la medianoche local, 25 estaban heridas, y tres habían muerto, informaron socorristas. Fue un nuevo golpe al final de una jornada con un clima más benévolo, en la que la que la población de Rio de Janeiro tenía esperanzas de comenzar a recuperarse de la tragedia.

El último balance proporcionado a la AFP por la defensa civil, dio cuenta de 145 fallecidos confirmados en todo el estado, a los que suman las tres nuevas víctimas de Niteroi. Los bomberos estimaron que 60 personas se encontraban en sus casas al momento del derrumbe, por lo que el número de muertos puede aumentar significativamente.

El número de desalojados alcanza los 14.000, según datos oficiales divulgados por la prensa local.

Las autoridades instaron a la población más vulnerable a dejar sus hogares, en peligro de derrumbe.

Las escenas de inundaciones que desde el lunes a la noche amargaron la existencia de los cariocas, fueron reemplazadas ahora por otras, mucho más tristes, de personas que lo perdieron todo, que quedaron solas tras perder a sus seres queridos, o que entierran a sus muertos.

“Los que viven en asentamientos están condenados”, señaló Sebastián Jorge, de 37 años y electricista naval, a la AFP.

Este jueves se cumple el segundo día de luto decretado por el gobernador Sergio Cabral, quien junto al alcalde de Rio de Janeiro, Eduardo Paes, hicieron un pedido de ayuda de urgencia al gobierno federal, de 208 millones de dólares para obras que permitan fijar las laderas de los cerros.

Paes indicó que, a mediano plazo, hasta 2.000 familias que viven en favelas podrían ser trasladadas a otras zonas, para evitar que continúen en riesgo en caso de anomalías climáticas.

El funcionario no precisó sin embargo en dónde serían reubicadas, en una ciudad conocida por sus dificultades locativas.

Rio de Janeiro, que será sede de los Juegos Olímpicos de 2016, cuenta con unas 1.000 favelas, muchas de ellas instaladas en zonas expuestas a las inclemencias del tiempo. En esas áreas ocurrieron la mayoría de los decesos por causa del temporal.

El riesgo mayor continúan siendo los deslaves, principalmente por la cantidad de agua encharcada en algunas zonas densamente pobladas, que amenaza con arrastrar la tierra y derrumbar viviendas, explicó Paes.

Las previsiones son de lluvia durante toda la semana, luego del peor temporal de los últimos 44 años en esta ciudad de 11 millones de habitantes (seis millones sin contar las zonas suburbanas), erigida entre el mar y las montañas.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí