Inicio Internacional Un mundo de hembras sin sexo en la Amazonía

Un mundo de hembras sin sexo en la Amazonía

285
0

Las hormigas reinas, según publican en la revista científica ‘Proceedings of Royal Society B’, serían quienes se reproducen, mientras que todas las trabajadoras son estériles. Curiosamente, esta colonias de clones dependen de un hongo como alimento, que también es asexual.

La bióloga Anna G. Himler, de la Universidad de Texas (EE.UU.), en declaraciones a la BBC, ha señalado que los investigadores utilizaron un buen número de pruebas para chequear sus sorprendentes resultados.

Entre otras, tomaron sus huellas dactilares gracias a tests de ADN y encontraron que todas las hormigas de una misma colonia eran idénticas genéticamente a su reina.

También disecaron algunos de los insectos hembra y comprobaron que carecían de los órganos sexuales necesarios para el acoplamiento, habitual en otras especies de este insecto. Es más, su vagina estaba atrofiada.

Los investigadores explican en su artículo que la reproducción asexual de varones en huevos infertilizados es relativamente frecuente entre las hormigas, pero no entre las hembras. Entre los insectos sociales hay muchos tipos de reproducción, pero éste es realmente extraño, afirma Himler.

Entre las ventajas de poder tener vástagos sin necesidad de sexo, los científicos destacan el ahorro enérgético que supone no producir varones, puesto que se dobla en cada generación el número de hembras reproductoras.

Resistencia a parásitos

El problema es que la falta de recombinación genética tiene también muchos problemas, sobre todo en lo relativo a la falta de adaptación de la especie. A mayor diversidad, más fácil resulta generar resistencia a los parásitos y las enfermedades, algo que es imposible cuando sólo existen clones.

En este caso, algunos expertos apuntan que quizás las ‘Mycocepurus smithii’ están bien adaptadas porque es la reina quien controla la casta de toda la colonia.

En un principio, lo que llamó la atención a Anna G. Himler fue la capacidad de cultivar cosechas de hongos de esta especie. De hecho, asegura que estas hormigas llevan trabajando en auténticos jardines de hongos desde hace unos 80 millones de años. “Recogen el material vegetal, sus heces e incluso insectos muertos del bosque y lo echan sobre su terreno para abonar sus cosechas”, asegura.

No son las únicas hormigas capaces de esta proeza agrícola, pero Himler si comprobó que su eficacia era mucho mayor y obtenían más cosechas que otras. Dado que sus recolección es de hongos también asexuales, los biólogos han planteado la hipótesis de que el hecho de ser sólo hembras les da la ventaja de no estar sometidas a los apremios del sexo, es decir, que pierden menos tiempo de recolección. Un auténtico trabajo de hormiguitas.

ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí