Inicio Internacional Un incendio destruye el centro islámico de EE.UU. al que concurría un...

Un incendio destruye el centro islámico de EE.UU. al que concurría un sospechoso de terrorismo

344
0
Yosof Wanly, el imam del centro islámico en la localidad de Corvallis, dijo al diario The Oregonian -que también cita al Departamento de Policía- que el incendio dañó el 80% de una oficina, pero no dejó heridos.

Al centro islámico acudió en algunas ocasiones un joven de origen somalí detenido por las autoridades de EE.UU. y que supuestamente planeaba cometer un atentado durante una ceremonia navideña en Portland (Oregón), según documentos judiciales.

Mohamed Osman Mohamud, de 19 años, fue detenido el viernes pasado cuando, según la policía y la Oficina Federal de Investigaciones, planificaba detonar un coche bomba en Portland durante el encendido del árbol de Navidad, una de las ceremonias tradicionales que se celebran en varias ciudades estadounidenses en estas fechas.

El cargo que pesa sobre el joven, nacido en Somalia y ciudadano de EE.UU. y que actualmente cursaba estudios en la Universidad Estatal de Oregón, es intento de uso de armas de destrucción masiva.

Wanly dijo que Mohamud solo había concurrido un par de veces al Centro Islámico de Corvallis,y añadió que no cree que el incendio “refleje de manera alguna el sentimiento de la comunidad” en la cual ha vivido 24 años.

“Yo conozco a la gente aquí, conozco la realidad de la comunidad musulmana”, dijo el imam añadiendo que “todo esto es una situación triste”.

Según The Oregonian esta mañana había una pila de escombros quemados sobre una lona verde cerca de donde estaba la oficina en el primer piso del edificio del Centro Islámico.

El diario añadió que se esperaba más información del Departamento de Policía de Corvallis.

En un comunicado, la Agencia Federal de Investigaciones (FBI) informó que la detención fue la culminación de una larga operación encubierta, durante la cual Mohamud fue seguido muy de cerca mientras preparaba el ataque.

Cuando fue detenido, el joven había colocado lo que él creyó que eran explosivos en una furgoneta estacionada cerca del parque donde se iba a celebrar la ceremonia, y había intentado activar el dispositivo, que era falso, según informó la FBI.

El joven se enfrenta ahora a una condena de cadena perpetua y a una multa de 250.000 dólares.

Las investigaciones se iniciaron en agosto de 2009, cuando Mohamud se puso en contacto con una persona en el extranjero que, según se cree, está implicada en actividades terroristas, y que le refirió a un segundo individuo que, supuestamente, le ayudaría a cometer un ataque.

En los meses siguientes, según el relato de la FBI, Mohamud trató sin éxito de contactar con esta persona. Finalmente, un agente encubierto de la FBI se hizo pasar por esta persona, lo que le llevó a reunirse con el joven varias ocasiones.
En los encuentros, Mohamud dejó claro al agente encubierto que quería ser “operativo” y cometer un ataque.

Según los documentos de la acusación, el agente encubierto advirtió en varias ocasiones a Mohamud de la gravedad de lo que proponía y que podrían morir personas inocentes y niños en el ataque que planeaba realizar en el parque público, pero el joven mostró una fría determinación en realizarlo.
Así, el agente encubierto de la FBI facilitó a Mohamud la asistencia que necesitaba para el ataque y, una vez trató de ejecutarlo, fue detenido.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí