Inicio Internacional Seúl bombardeará bases de Corea del Norte si ésta le ataca

Seúl bombardeará bases de Corea del Norte si ésta le ataca

63
0


“Tomaremos medidas preventivas si el enemigo lanza un ataque con misiles, y las bases (norcoreanas) de donde proceden los misiles deben ser atacadas porque se trataría de un acto evidente de agresión”, afirmó Lee Sang-Hee ante el Parlamento.

Corea del Norte se declaró el jueves “perfectamente preparada” para una guerra con Corea del Sur, a pocas horas de la llegada a Seúl de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton.

El ministro de Relaciones Exteriores surcoreano, Yu Myung-Hwan, y Clinton llamaron este viernes a Corea del Norte a cesar sus provocaciones, indicó el ministerio surcoreano. “Los ministros se pusieron de acuerdo en que Corea del Norte debe poner término a sus provocaciones y responder a los ofrecimientos de diálogo de Seúl sin condiciones previas”, indica el ministerio en un comunicado.

Clinton, que llegó en la noche del jueves a Seúl, la tercera etapa de su gira asiática inaugural, igualmente previno al régimen de Pyongyang sobre el hecho de que insultar sin control a los responsables surcoreanos no favorecía una reanudación de las relaciones con Washington.

La secretaria de Estado norteamericana, que preconiza una nueva estrategia frente a Corea del Norte, también anunció el nombramiento de Stephen Bosworth como emisario para ver el hoy atascado expediente nuclear norcoreano.

Corea del Norte, que efectuó su primer ensayo atómico en octubre de 2006, participa desde agosto de 2003 en laboriosas tratativas entre seis países (con Corea del Sur, China, Estados Unidos, Rusia, Japón) y firmó, en 2007, un acuerdo con miras al desmantelamiento de sus instalaciones nucleares. Las tratativas tropiezan desde hace varios meses sobre las modalides de verificación de la desnuclearización.

Las relaciones entre las dos entidades coreanas, que oficialmente siguen en estado de guerra desde el sangriento conflicto de 1950-53, se han deteriorado desde la llegada al poder del presidente surcoreano, Lee Myung-Bak, en febrero de 2008. Este conservador preconiza una línea intransigente con respecto a Corea del Norte, tras una década de política de mano extendida practicada por su predecesor liberal.

En represalia, Corea del Norte rompió a finales de enero todos los acuerdos políticos y militares con Corea del Sur.

La incertidumbre en torno a la sucesión del número uno norcoreano, Kim Jong Il, complica las negociaciones sobre el desarme nuclear de ese país, consideró este viernes Hillary Clinton. “Cuando se consideran las futuras relaciones con un gobierno que no ha establecido una sucesión clara, no tiene vicepresidente ni primer ministro, hay motivos para tener dudas”, declaró Clinton en rueda de prensa. “Pero estamos en discusiones con el gobierno actual”, agregó.

Clinton había sugerido el jueves que Corea del Norte podría haber optado por una línea más dura en las negociaciones sobre su desnuclearización debido a una presunta lucha interna por designar al sucesor de Kim Jong Il, que habría sufrido un ataque cerebral el pasado agosto.

Esta es la primera vez que Clinton menciona la cuestión de la sucesión como posible motivo del estancamiento en que se encuentran las negociaciones sobre el desmantelamiento de las instalaciones atómicas norcoreanas. “Creo que es un periodo particularmente importante para Corea del Sur que se enfrenta a numerosas preocupaciones sobre lo que sucede en Corea del Norte, sobre lo que podría ser la sucesión, sobre lo que significa para ella”, agregó.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí