Inicio Internacional Presidente de Paraguay cumple un año de gobierno en medio de tensiones

Presidente de Paraguay cumple un año de gobierno en medio de tensiones

138
0
“Creemos que hubo logros importantes, pero también quedamos insatisfechos de acuerdo a los objetivos que nos trazamos”, admitió este viernes el jefe de Estado en declaraciones al diario ABC.

El mandatario atribuyó el déficit de su Gobierno “a la crisis financiera económica mundial y a la gran sequía que golpeó a la agricultura”. “Eso dificultó mucho el desarrollo sustentable que diseñamos”, dijo.

Sondeos divulgados por una encuestadora privada establecieron su popularidad en 50%. “Su imagen está en franco declive”, dijo el consultor Enrique Chase.

Según Chase, los mismos sectores que lo catapultaron al poder, le han comenzado a dar la espalda “por las promesas incumplidas”, sean estos productores, empresarios, e inclusive sectores populares.

El consultor aseguró que el reciente acuerdo alcanzado con el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva (el 25 de julio en Asunción), por el cual Brasil se compromete a triplicar los beneficios que Paraguay recibe por la hidroeléctrica binacional Itaipú, oxigenaron la mala percepción de la ciudadanía.

El punto de inflexión se produjo entre abril y mayo pasados, cuando el Presidente se vio obligado a reconocer un hijo de dos años, que fue concebido cuando era obispo del pobre departamento de San Pedro.

Tras la divulgación del escándalo, otras dos mujeres le pidieron al mandatario que reconozca a sus respectivos hijos. Una de ellas le entabló juicio por paternidad y reclamó la prueba de ADN.

En vísperas del primer año de gobierno de Lugo, el Partido Liberal, buque insignia de la Alianza Patriótica para el Cambio (APC) que lo llevó al poder, suscribió este viernes un “compromiso democrático” en la sede del Congreso con la oposición, acto al que el mandatario no asistió.

Ese encuentro fue encabezado por el vicepresidente y líder de los liberales, Federico Franco, quien lamentó la ausencia del jefe de Estado. “Estoy presente porque creo en la democracia”, enfatizó Franco.

Mientras se desarrollaba el acto en el Congreso, Lugo asistió a una concentración política en la ciudad de Coronel Oviedo.

“¡Fuera el Congreso!”, “¡Fuera el Poder Judicial!”, “¡Fuera golpistas”! y “¡Consulta popular ya!”, fueron algunas de las consignas que gritaban sus partidarios en el mitin .

Lugo y Franco mantienen una relación fría y áspera, apenas formal, caracterizada por duras observaciones del vicepresidente sobre la forma de gobernar del mandatario, sobre todo por su alineamiento con los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; de Ecuador, Rafael Correa; y de Bolivia, Evo Morales.

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí