Inicio Internacional Ocho muertos en un ataque contra deportistas cingaleses

Ocho muertos en un ataque contra deportistas cingaleses

186
0
Un grupo de unos 12 hombres atacó el autocar del equipo con cohetes, granadas de mano y armas automáticas cerca del estadio Gaddafi, donde los cingaleses debían disputar un partido contra la seleccion de Pakistán, explicó el jefe de la policía de Lahore, Habib-ur Rehman.

Según responsables deportivos cingaleses en Colombo, siete de los jugadores, además de un entrenador adjunto, resultaron heridos. Dos de ellos fueron hospitalizados, pero se encontraban fuera de peligro, y los otros cinco sufrieron heridas menores.

Dos civiles y seis policías encargados de la protección de los jugadores murieron en el ataque, afirmó un responsables policial.

“Fue terrible, el conductor del autocar murió ante nuestros ojos. No tengo palabras”, afirmó conmocionado el árbitro de cricket Steve Davis.

Durante 25 minutos los atacantes se enfrentaron a tiros con las fuerzas de seguridad. Tras el atentado, los servicios de seguridad encontraron dos coches bomba aparcados en la zona y descubrieron más armas y explosivos.

“Parecían ser terroristas bien entrenados”, afirmó Rehman, que no pudo precisar la suerte de los asaltantes.

Según los testigos, el barrio comercial en que tuvo lugar el atentado se convirtió en un campo de batalla, con hombres apostados tras los árboles que disparaban en todas direcciones.

“Primero hubo una explosión, después oímos disparos. También dispararon un lanzacohetes contra el autobús que no lo alcanzó por poco”, declaró a AFP uno de los jugadores cingaleses que no quiso ser identificado.

Un cámara de la televisión australiana, Tony Bennett, explicó que las explosiones y los disparos se oyeron desde el interior del estadio.

El presidente paquistaní, Asif Alí Zardari, y el primer ministro Yusuf Raza Gilani, condenaron el ataque.

Sri Lanka anunció que enviaría a Pakistán a su ministro de Relaciones Exteriores y evacuaría inmediatamente a sus jugadores. El presidente cingalés condenó este “cobarde atentado terrorista” contra los “ambajadores de buena voluntad” de su país.

El ataque no fue reivindicado por el momento pero en los últimos años muchos equipos de cricket cancelaron sus giras a Pakistán por temor a los atentados de los islamistas vinculados a Al Qaeda.

El atentado coincide también con la ofensiva final del ejército de Sri Lanka contra los rebeldes tamiles, en una guerra que ha costado decenas de cientos de vidas.

Jaled Farooq, jefe de la policía de la provincia de Punjab, cuya capital es Lahore, consideró por su parte que este sofisticado atentado lleva la marca de los atentados del pasado noviembre en Bombay, que durante tres días aterrorizaron a la capital financiera india y dejaron 174 muertos.

“Parecían ser pashtunes”, la etnia que puebla las regiones del noroeste de Pakistán fronterizas con Afganistán, de la que son originarios los talibanes, afirmó.

Expresando su “conmoción” por el atentado, el Gobierno indio consideró que Islamabad tiene que “tomar medidas significativas” para desmantelar a los grupos “terroristas” en su territorio.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí