Inicio Internacional Miles lloran a víctimas de terremoto en Italia

Miles lloran a víctimas de terremoto en Italia

136
0
Ante miles de personas congregadas en la plaza de la Escuela de Suboficiales de la Guardia de Finanzas en L’Aquila fueron colocados los ataúdes cubiertos de flores de 205 personas, de un total de 289 víctimas mortales, mientras en primera fila se sentaron los deudos.

Resaltaban varios ataúdes blancos, de niños. En cada féretro estaba escrito el nombre y apellidos de la víctima, así como la fecha de nacimiento.

En la ceremonia estuvieron presentes desde el presidente de la República, Giorgio Napolitano y el primer ministro Silvio Berlusconi, hasta los titulares de la Cámara de Diputados y del Senado, Gianfranco Fini y Renato Schiffani de forma respectiva.

Berlusconi se ubicó entre los deudos, a quienes expresó sus condolencias.

También asistieron el ministro del Interior, Roberto Maroni, el ex presidente de la República Carlo Azeglio Ciampi, y otros miembros del gobierno y representantes de la oposición.

Unas cinco mil personas estuvieron presentes en la ceremonia religiosa, que fue concelebrada por el arzobispo de L’Aquila, Giuseppe Molinari, y todos los obispos de las regiones de Abruzzo y Molise.

El cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado del Vaticano, pronunció la homilía, mientras el secretario personal del Papa Benedicto XVI, Georg Gaenswein, leyó un mensaje en el que el pontífice se dijo espiritualmente cercano en estas horas dramáticas a las personas afectadas por la enorme tragedia.

En esta ciudad y en los pueblos vecinos, que han conocido otros momentos difíciles en su historia, se concentra hoy idealmente la Italia entera, que ha demostrado en esta difícil prueba la solidez de los valores de la solidaridad y fraternidad que la marcan profundamente, dijo Bertone.

La ceremonia fue realizada el Viernes Santo, fecha en que la Iglesia Católica recuerda la crucifixión de Jesús, por lo que recibió la dispensa papal para poder efectuarse.

Antes de la conclusión del acto, un clérigo islámico leyó una oración, pues seis de las víctimas eran musulmanas.

Tras el fin de la ceremonia, los ataúdes fueron transportados en hombros por militares, bomberos, voluntarios y efectivos de las fuerzas del orden para la inhumación en el cementerio de L’Aquila.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí