Inicio Internacional Los musulmanes inician el mes de ayuno de Ramadán

Los musulmanes inician el mes de ayuno de Ramadán

128
0
Cerca de 1,500 millones de musulmanes en el mundo están llamados a iniciar, a comienzos de la semana, el mes del ayuno y las oraciones rituales del Ramadán, que conmemora la revelación divina recibida por Mahoma.

El primer día del Ramadán será formalmente determinado en la noche de este martes al miércoles, cuando en cada país se observe el primer cuarto creciente de la luna. Según el país, el mes de ayuno comenzará el miércoles o jueves y terminará a mediados de septiembre.

Este mes de ayuno y oraciones es uno de los cinco pilares del islam, junto con la profesión de fe, la obligación de orar cinco veces diarias, la limosna y la peregrinación a La Meca.

Durante ese período, los creyentes deben abstenerse de comer, de beber, de fumar y de mantener relaciones sexuales, desde el amanecer hasta la puesta del sol. El ayuno es concebido como un esfuerzo espiritual y una lucha contra la seducción de los placeres terrenales.

Varios países han hecho ya prueba de flexibilidad, para tener en cuenta las dificultades de algunas personas para realizar el ayuno o los peligros ligados al verano. De esta manera, las mujeres embarazadas, los enfermos y los viajeros están autorizados a no ayunar.

En los Emiratos Árabes Unidos, una reciente fatwa (un edicto religioso) autorizó a los obreros expuestos al tórrido clima de la región a romper el ayuno si no pueden aguantar la ola de calor, con el fin de evitar la deshidratación.

La fatwa fue proclamada tras el pedido de un empleado de una plataforma petrolera, temeroso de su salud debido a las condiciones climáticas extremas.

En Egipto, las autoridades decidieron cambiar a la hora invernal durante el mes de ayuno, de manera que el sol se ocultará una hora más temprano y la hora del iftar -la esperada comida que pone fin al ayuno- llegará más temprano.

El hecho de que el Ramadán coincida este año con las vacaciones del verano inquieta a la industria turística de la región, preocupada porque los ricos visitantes árabes procedentes de Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait o Libia, prefieran quedarse en sus casas para pasar estas fiestas tradicionales en familia.

Por esta razón, el Ministerio egipcio de Turismo lanzó una campaña destinada a convencer a los ricos turistas árabes, que viajan al Cairo por millares en verano, de que una vez pasado el austero momento del ayuno podrán disfrutar de animadas veladas con fuegos artificiales, espectáculos, conciertos y danzas folclóricas a orillas del Nilo.

El incremento en el precio de los alimentos durante el Ramadán es un hecho habitual en algunos países musulmanes, dada la multiplicación de comidas y fiestas familiares después del ayuno. En Mauritania, el alza de precios de varios productos de primera necesidad llevó al gobierno a anunciar “medidas urgentes”.

En Francia, donde el 70% de los 5 a 6 millones de musulmanes -la más grande comunidad en Europa- guarda el Ramadán, muchas tiendas y supermercados llenan sus estantes de carne halal, especias y cuscús, así algunas sean reacias a hacerle publicidad abiertamente.

En Indonesia, que con 240 millones de habitantes es el país musulmán más poblado del mundo, el Ministro de Comunicaciones anunció una ofensiva contra sitios web pornográficos e hizo un llamado a “mantener los corazones limpios durante el mes sagrado”.

El Ramadán tendrá lugar en el verano durante los próximos años, debido a que el cálculo de las fiestas religiosas musulmanas se hace de acuerdo a un calendario basado en el ciclo lunar.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí