Inicio Internacional Llega celebración de Semana Santa en Jerusalén a su máximo fervor

Llega celebración de Semana Santa en Jerusalén a su máximo fervor

121
0
`Sentimos su agonía, su pasión, las mismas que él debió afrontar sabiendo su suerte, la de que tenía que cargar con los pecados de toda la humanidad`, dijo Belén Ramírez, una española que como tantos otros peregrinos visita la iglesia de las Naciones en Jerusalén.

A pocos metros de esa iglesia, conocida como de la Agonía y edificada hace unas décadas con donaciones de varios países, está el Huerto de Getsemaní, el olivar milenario donde Jesús fue delatado por Judas y arrestado por los romanos antes de la Crucifixión el Viernes Santo.

Como la iglesia de las Naciones, Getsemaní, la Tumba de la Virgen María o el más alejado Cenáculo, que está al otro lado de la ciudad vieja, miles de peregrinos visitan los lugares sagrados de Jerusalén para conocer de cerca la historia de la Semana Santa y rezar.

`Me lo imaginaba de otra manera. Es bonito, pero tenía la impresión de que estaría más adornado con objetos religiosos y cruces, lámparas`, manifiesta Irene Valenzuela, una devota originaria de Chile.

Los latinoamericanos son uno de los principales grupos que por tradición visita Tierra Santa en este período, pero la crisis económica parece haber afectado también al peregrinaje y su presencia se redujo.

Eli Sand, agente de viajes que viaja con este tipo de turismo, indicó que hay un descenso en el número de visitantes, pero `no es tan grande como suponíamos`.

`Hay que esperar aún para conocer datos, pero la llegada del Papa Benedicto XVI parece tener un impulso propio ante la crisis económica`, consideró.

Benedicto XVI visitará Tierra Santa a partir del 8 de mayo próximo, el día 11 llegará a Jerusalén, el epicentro de cualquier visita apostólica a la zona.

La última vez que un Papa peregrinó sobre los pasos de Jesús fue en el año 2000, cuando lo hizo Juan Pablo II que arrastró detrás de él masas de peregrinos a Israel y a la Autoridad Nacional Palestina.
 
`No serán tantos este año, hay crisis y la visita de Juan Pablo era distinta`, opinó Sand, quien, no obstante, se mostró optimista de que decenas de miles de cristianos aprovechen para visitar Tierra Santa.

Muchos de los peregrinos que a través de él o de otras agencias llegan en Semana Santa a estas tierras `ahorran toda la vida para cumplir este sueño`, porque por lo general, y entre estos muchos latinoamericanos, `son gente creyente, muy humilde`.

El Jueves Santo los actos religiosos a los que asisten se centran en el interior y alrededor de la ciudad antigua de Jerusalén.

Es allí en Jerusalén donde la mañana de este jueves se ofició una misa y después se realizó el tradicional lavado de pies a 12 miembros de la comunidad cristiana por la máxima autoridad eclesiástica en la región, el Patriarca Fauad Twal.

Es una tradición de siglos que trata de recobrar lo que Jesús hizo con sus discípulos para enseñarles el camino de la humildad y el amor, al arrodillarse ante ellos siguiendo una costumbre judía de la época de recibir en casa y alimentar a cualquier invitado.

El acto en sí ocurrió antes de que Jesús se reuniera con los 12 apóstoles para la Ultima Cena, y ahora lo hace el jefe de la Iglesia en la región con 12 notables de la comunidad cristiana.

Esta es la primera vez que lo lleva a cabo Twal, quien entró en funciones en fecha reciente en sustitución del arzobispo Michel Sabah.

A la ceremonia de Lavado de Pies siguió una colorida procesión de frailes franciscanos, por la tarde, hacia el Cenáculo, una sala pequeña fuera de las murallas de la ciudad, y que según la tradición es donde Jesús dio su último mensaje a los apóstoles, antes de retirarse a rezar e Getsemaní.

Se halla sobre el lugar donde la tradición judía fija la tumba del rey bíblico David, de cuya estirpe habría de venir el Mesías, según el Antiguo y el Nuevo Testamento, en un vínculo genealógico con Jesús que menciona Mateos al comenzar su Evangelio.

El Jueves Santo recrea en esencia la cena de Pascua que Jesús celebró como judío y que relata el Exodo de Egipto más de mil años antes. Curiosamente, este año ambas coinciden y los judíos celebran este jueves esa fiesta, que conocen como el Pesaj.

La importancia en la vida cristiana de la Ultima Cena se debe a que fue donde se instauró la Eucaristía, cuando Jesús dijo a sus apóstoles: `comed, éste es mi cuerpo que será entregado por vosotros`.

Después de la oración en el Cenáculo, se realizará por la noche
una procesión hacia Getsemaní, para la Oración del huerto, que
recuerda la Agonía en la llamada “Hora Santa”, los momentos de rezo y
meditación de Jesús antes de ser entregado a los romanos.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí