Inicio Internacional La Corte de Justicia argentina pide explicaciones por la tala de bosques

La Corte de Justicia argentina pide explicaciones por la tala de bosques

81
0


El llamado del máximo tribunal se conoció horas después de que la presidenta, Cristina Kirchner, anunciara la demorada reglamentación de la Ley de Bosques, sancionada por el Congreso a fines de 2007 para suspender la tala y definir las áreas que deben ser protegidas.

Estas novedades se producen en medio de la polémica desatada después que la ciudad salteña de Tartagal (2.000 km al norte), cercana a la frontera con Bolivia, fuera arrasada el lunes por un alud, en cuya gestación expertos aseguran que la deforestación fue un factor decisivo.

La Corte convocó a la audiencia para el miércoles por una demanda de comunidades aborígenes contra los gobiernos Nacional y de Salta, por los desmontes que están modificando de modo sustancial el ambiente natural en la zona, hábitat ancestral de esos pueblos y de muchas especies amenazadas.

El pedido de amparo presentado hace dos meses sostiene que el gobierno de Salta, “al haber otorgado autorizaciones a esos fines y al tolerar las prácticas realizadas en su jurisdicción de manera clandestina, no ha cumplido con sus obligaciones legales”, y al Estado Nacional le endilga “falta de control”.

En forma cautelar, la Corte ya dispuso el cese provisional de los desmontes y talas autorizados por las autoridades salteñas.

La ley para protección de bosques nativos que la presidenta Kirchner reglamentó el viernes incluye compensaciones para las provincias cuyas economías se nutren de los recursos forestales.

Grupos ecologistas festejaron la decisión pero criticaron que se demorara y cuestionaron la posición de provincias norteñas, incluida Salta, con importante actividad forestal y donde se arrasan bosques para ampliar las plantaciones de soja.

El redactor de la norma, el diputado izquierdista Miguel Bonasso, quien se distanció del oficialismo hace pocas semanas, dijo que de hecho el gobierno incumplió la ley, pues el plazo para su reglamentación era de 90 días.

El secretario de Medio Ambiente, Homero Bibiloni, estimó el viernes pasado que Argentina pasó de tener “100 millones de hectáreas históricas de bosques nativos a 31 millones de hectáreas para esta época”, aunque no precisó el período al que se refería.

Kirchner dijo que “la desaparición de bosques tiene que ver con el avance de la frontera agrícola-ganadera” en el país, donde la plantación de soja cubre el 50% del área sembrada y sigue ganando terreno incluso incorporando tierras nunca antes destinadas a cultivo.

La presidente firmó la reglamentación dos días después de recorrer lo que quedó de Tartagal, declarada zona de desastre por un alud que el lunes derribó todo a su paso y dejó miles de evacuados, aunque sin víctimas fatales.

La crecida del río Tartagal, que atraviesa la ciudad de norte a sur, dejó más de mil evacuados y afectó a unos 20.000 vecinos de una ciudad de 56.000 habitantes situada 400 km al norte de la capital de Salta, en el noroeste argentino.

La ciudad ya había sido golpeada en 2006 por la creciente del río Pilcomayo debido a las intensas lluvias en el sur de Bolivia, en un hecho que dejó miles de damnificados.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí