Inicio Internacional Indonesia celebra elecciones favorables al poder y adversas para islámicos

Indonesia celebra elecciones favorables al poder y adversas para islámicos

132
0


Orgullosos de pertenecer a la tercera democracia del mundo después de India y Estados Unidos, los 171 millones de votantes están llamados a elegir a sus diputados, representantes regionales y concejales.

Estas elecciones, consideradas las más compleja del mundo en un archipiélago de 5.000 km de largo y 6.000 islas habitadas, prepara el terreno para el comicio presidencial de julio.

Yudhoyono, un ex general de 59 años con buena imagen internacional, parte como favorito para un segundo mandato de cinco años.

Por el contrario la media docena de partidos procedentes de círculos islámicos quedan muy rezagados en los sondeos frente a las tres grandes formaciones nacionalistas (el PDI-P, el Golkar y el Partido Democrático del presidente), pese a sus esfuerzos por modernizar su imagen.

Todos juntos no suman más que el 25% de las intenciones de voto, un resultado que si se confirma supondría un gran revés tras el 38% registrado en las legislativas de 2004.

Indonesia, con casi el 90% de población musulmana pero con una Constitución laica, ha estado gobernada por partidos seculares desde su independencia en 1945.

Me importa un bledo que los partidos o candidatos sean o no religiosos. Los elijo para dirigir un país, no una mezquita, explica Mohammad, un vendedor de Yakarta de 45 años, una opinión que comparten muchos indonesios más preocupados por la economía y las cuestiones sociales.

Los indonesios aprecian a Yudhoyono por haber estabilizado el país tras los años agitados que siguieron a la caída en 1998 de Suharto, quien dirigió con mano dura el archipiélago durante 32 años.

Sin que el mundo lo haya notado, Indonesia se ha convertido en un país casi normal, incluso muy tranquilo con respecto a sus vecinos como Tailandia, Malasia o Filipinas, destaca un diplomático en Yakarta.


Los focos de tensiones separatistas, en Aceh o Papuasia, se han mitigado pese a crisis esporádicas.

Indonesia, miembro del G20 de potencias industriales y emergentes que buscan una salida a la crisis mundial, tuvo un crecimiento económico superior al 6% en 2007 y 2008 gracias sobre todo a sus inmensos recursos naturales, como el gas, el níquel o el aceite de palma.

Este año, se espera que el crecimiento sea de un 4%, pese a la crisis, que ha tenido hasta ahora un impacto limitado.

En el plano político, la libertad de expresión echó raíces y la sociedad civil se encuentra muy activa.

El país ganó en madurez y estamos muy apegados a hacer que viva la democracia, explica Dewi Fortuna Anwar, profesora de política del Instituto de Ciencias.

En estas legislativas, los votantes están desorientados por la presencia de 38 partidos y múltiples fallos de organización.

Verdadera plaga, la corrupción sigue siendo endémica en el que es considerado uno de los dos países más afectados por ese fenómeno en Asia, junto a Tailandia. Y eso pese a una retahíla de casos judiciales que hicieron caer sucesivamente a empresarios, diputados, un ex gobernador del banco central e incluso el padre de la nuera de Yudhoyono.

Además, más que nunca, el dinero minó la campaña, ya que todo se compra, desde los militantes que llenan los mítines hasta los votantes.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí