Inicio Internacional Indaga fiscalia italiana causas de derrumbes durante sismo

Indaga fiscalia italiana causas de derrumbes durante sismo

326
0
El fiscal de L’Aquila, la ciudad más golpeada por el sismo, Alfredo Rossini confirmó la apertura de una investigación sobre el tipo de material usado para la construcción de algunos edificios colapsados.

“Tenemos el deber de verificar si algunos edificios fueron efectivamente construidos usando arena de mar o, en otros casos, sin varillas de hierro, como ha sido denunciado”, declaró Rossini al diario La Repubblica.

El sismo, que alcanzó los 5.8 grados Richter (6.3 grados en la escala Richter actualizada conocida como MMS) en teoría no debió haber producido tantos daños.

Pero ocasionó no sólo derrumbes de casas y edificios viejos, sino también de inmuebles que deberían haber garantizado mayor seguridad, como la Casa del Estudiante de L’Aquila, el palacio de gobierno o un hospital apenas inaugurado en los años 90.

En un recorrido de Notimex por el centro histórico de L’Aquila se pudo constatar que prácticamente todos los edificios modernos y antiguos resultaron afectados.

Los derrumbes totales fueron pocos, pero muchos inmuebles sufrieron daños estructurales que hacen difícil creer que puedan ser reparados.

Paolo Clemente, un ingeniero de la fuerza especial de la Protección Civil que trabaja en L’Aquila, señaló que en la construcción de algunos edificios podría haberse usado arena de mar.

“Normalmente los malos constructores utilizan arena de mar, que cuesta poco respecto a la arena de cantera, pero el problema es que además de que está llena de impurezas, contiene cloruro de sodio que con el tiempo corroe el hierro”, explicó.

Paolo Buzzetti, presidente de la Asociación Nacional de Constructores, consideró que los daños a los edificios fueron ocasionados más por el cemento, que por la falta de cumplimiento de las normas antisísmicas. “Ese cemento no era de buena calidad”, resumió.

En su visita a los damnificados de Abruzzo, el presidente italiano Giorgio Napolitano denunció la existencia de “responsabilidades” en la tragedia que, dijo, “deben ser investigadas”.

Pero hay también quien ha señalado la escasa atención que las autoridades dieron a los signos premonitorios de la tragedia (que causó casi 300 muertos).

En Abruzzo temblaba desde enero pasado e incluso Giampaolo Giuliani, un técnico del Laboratorio Científico de Gran Sasso, advirtió a finales de marzo pasado sobre la inminencia de un terremoto.

El experto se basó en análisis de laboratorio que demostraban una creciente liberación en el subsuelo de un gas radioactivo, llamado radon, cuya fuga –dijo- antecede a un sismo.

Pero el experto fue insultado y denunciado ante la autoridad competente por “crear alarma injustificada”.

“Ha sido una tragedia anunciada, sobre todo con lo que sucedía desde hace dos meses, con numerosísimos sismos, como el del 30 de marzo que llevó al cierre de las escuelas”, denunció la presidenta de la provincia de L’Aquila, Stefania Pezzopane.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí