Inicio Internacional EU confronta hoy su futuro: Obama

EU confronta hoy su futuro: Obama

61
0
En su primer discurso a la nación desde que asumió la presidencia hace poco más de un mes, Obama dijo que pese a la gravedad de la crisis, el país puede sentar nuevas bases para un crecimiento económico de largo plazo que lo haga resurgir con más fuerza.

Dijo que aun cuando la economía puede ser debilitada y la confianza sacudida y en medio de tiempos difíciles e inciertos, cada estadounidense debe saber que “nos recuperaremos y los Estados Unidos emergerán más fuerte”.

Recordó cómo el superávit heredado por la anterior administración se convirtió en “excusa para transferir riqueza al rico, en lugar de ser una oportunidad para invertir en el futuro”.

Obama aludió así el masivo déficit presupuestario con que inicio su administración y que se estima alcanzará a fines de este año 1.3 billones de dólares.

Dijo que durante un tiempo las regulaciones financieras fueron ignoradas para favorecer las ganancias rápidas a expensas de la salud de los mercados, y “empujadas por bancos y prestamistas, la gente compró casas sabiendo que estaban fuera de su alcance económico”.

Todo esto sucedía, dijo, mientras se aplazaban los debates críticos y las decisiones difíciles.

“Bueno, el día de la verdad ha llegado, y el tiempo para asumir nuestro futuro está aquí”, dijo.

El mandatario dijo que el escenario que el país enfrenta no sólo obliga a la reflexión, sino a celebrar un juicio honesto.

“Debemos admitir que por mucho tiempo no siempre hemos cumplido estas responsabilidades, como gobierno y como gente”, señaló.

Expuso que “no digo esto para buscar culpas y ver hacia atrás, sino porque es sólo entendiendo cómo llegamos a este momento que podremos levantarnos de este predicamento”.

El mandatario reiteró que la situación no sólo requerirá la suma de esfuerzos, sino actuar con audacia para revivir la economía, “y eso es lo que mi agenda económica está diseñada a hacer” .

Además del Paquete de Estímulo Económico con el que el gobierno espera crear más de 3.5 millones de empleos en los próximos dos años, esta agenda incluye el Plan de Estabilidad y Acceso a la Vivienda por 75 mil millones de dólares y la segunda parte del Programa de Rescate Financiero por 350 mil millones de dólares.

Insistió en que acciones como esta son necesarias frente al dilema que se enfrenta, en particular la necesidad de reactivar la actividad económica, el flujo de créditos, que dijo representa la sangre de la economía.

“La preocupación es que si no reiniciamos los préstamos en este país, nuestra recuperación se ahogará antes que empiece”, advirtió.

El mandatario tuvo palabras duras en especial para Wall Street y el sistema bancario.

Reiteró que su gobierno demandará cuentas claras a los bancos sobre el uso que den a los fondos federales en el marco del paquete de rescate financiero, asistencia que defendió como necesaria, si bien reconoció que tal acción no resulta popular para la mayoría.

Dijo que “cuando sepamos que un banco grande tiene serios problemas, vamos a pedir cuentas a los responsables, forzar los ajustes necesarios, brindar apoyo para limpiar sus libros contables y asegurar la continuidad de una institución viable y fuerte”.

Esto, dijo, para que “sirva a nuestra gente y nuestra economía”.

Bajo las nuevas regulaciones impuestas por el gobierno, Obama dijo que las conductas del pasado en que ejecutivos bancarios incurrían en dispendios no podrán repetirse. “Esos días se acabaron”, sentenció.

Anticipó que su gobierno buscará aplicar disciplina en el gasto público y ello quedará reflejado en el presupuesto que someterá al Congreso este jueves, que eliminará gastos innecesarios, aún en programas educativos, subsidios agrícolas y defensa.

“Vamos a desterrar el dispendio, el fraude y los abusos en el Medicaid”, el programa de asistencia médica para personas de bajos recursos, prometió.

Como parte de los esfuerzos de su gobierno para invertir en el futuro, el presupuesto tendrá un énfasis particular en energía, a fin de reducir la dependencia en el petróleo, energía y la reforma del sistema de salud pública.

Con el fin de complementar las acciones en el ámbito energético, Obama pidió al Congreso la aprobación de una legislación que limite las emisiones de gases contaminantes.

Reiteró la intención de su gobierno de reducir el déficit presupuestario a la mitad para el fin de su primer término de gobierno y prometió que su gobierno eliminará la concesión de contratos para obras en Irak sin licitación de por medio.

Obama dijo además que pretende elevar impuestos pero sólo para el 2 por ciento de los más ricos del país y aquellas familias que ganen más de 250 mil dólares.

“Si ustedes ganan menos de 250 mil dólares , no verán sus impuestos aumentados un solo centavo”, prometió.

Aunque el discurso careció del estatus de informe sobre el Estado de la Nación, que el mandatario en turno ofrece cada año, tuvo mucha de la pompa oficial de ese evento.

No faltaron los invitados especiales, 24 hombres y mujeres, que ocuparon parte de la sección donde se sentó la primera dama Michelle Obama.

Tampoco estuvieron ausentes los miembros de la Suprema Corte de Justicia, ataviados con sus sombríos ropones negros así como los miembros del gabinete, que dispensaron sonrisas y saludos a su ingreso al reciento.

A lo largo de su discurso de casi una hora, el mandatario fue interrumpido en 34 ocasiones y el final del discurso le tomó casi 10 minutos abandonar el salón plenario.

Numerosos legisladores pidieron a Obama autografiar el programa de la noche, a lo que el mandatario cedió de manera diligente.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí