Inicio Internacional Disidentes chinos denuncian intento de acallarlos durante visita de Clinton

Disidentes chinos denuncian intento de acallarlos durante visita de Clinton

93
0
“Estoy bajo arresto domiciliario porque vino Hillary Clinton”, explicó a la AFP Zeng Jinyan, una de las más prominentes disidentes chinas y esposa del activista encarcelado Hu Jia, en un mensaje vía internet.

La organización Chinese Human Rights Defenders (CHRD) denunció que otros disidentes fueron colocados bajo arresto domiciliario, interrogados o vigilados por la policía durante la visita de 40 horas de Clinton.

La última etapa de la gira asiática de la secretaria de Estado empezó el viernes por la noche y concluye el domingo.

Las medidas contra los disidentes coinciden con los comentarios de Clinton asegurando que su gobierno tratará de que las diferencias con Pekín sobre los derechos humanos no enturbien la cooperación en otros temas.

“Tenemos que continuar presionándolos”, dijo Clinton en Seúl poco antes de emprender su viaje a Pekín, “pero nuestras presiones no pueden interferir en la crisis económica mundial, la crisis del cambio climático y la crisis de seguridad”.

Los comentarios de Clinton indignaron a grupos de defensa de los derechos humanos de todo el mundo, como Amnistía Internacional, “conmocionada y extremadamente decepcionada” por la postura de la secretaria de Estado del gobierno de Barack Obama.

“Estados Unidos es uno de los pocos países que puede plantear a China de modo significativo temas de derechos humanos”, dijo T. Kumar, responsable para Asia de Amninistía Internacional USA.

La visita de Clinton se produce en un momento delicado para el gobierno chino, que hará frente próximamente a una serie de aniversarios difíciles.

El 10 de marzo se cumplirán 50 años del levantamiento contra el dominio chino en el Tíbet que acabó con el Dalai Lama huyendo de la región, una revuelta que, según el gobierno tibetano en el exilio, se saldó con la muerte de 87.000 personas a manos del ejército.

Y el 4 de junio se cumplen 20 años de los acontecimientos de Tiananmén, cuando el ejército entró en la céntrica plaza de Pekín para sofocar las demandas de democracia matando a cientos de personas.

Zeng, de 25 años, madre de una niña pequeña, explicó en un comentario en su bitácora que la policía le había comunicado que el sábado no se le permitiría salir de casa para reunirse con Gao Yaojie, un militante contra el sida que debía llegar a Pekín para participar en un encuentro con Clinton el domingo.

La organización Chinese Human Rights Defenders denunció que la policía también le dijo a Jiang Qisheng, un activista de Tiananmén que estuvo en la cárcel por su militancia democrática, que no se reuniese con Clinton.

CHRD dio los nombres de otros activistas que sufrieron acoso y que en general se trata de firmantes de la Carta 2008, un manifiesto pidiendo reformas políticas que enojó aparentemente a las autoridades.

Tras reunirse con el ministro de Relaciones Exteriores chino, Yang Jiechi, Clinton volvió a defenderse afirmando que había tratado el tema con su homólogo tal y como había hecho en Japón, Indonesia y Corea del Sur en la última semana.

“Dije que la promoción de los derechos humanos es un aspecto esencial de la política exterior estadounidense. Saqué el tema en cada una de las etapas de este viaje y lo hice aquí en mis conversaciones con el ministro”.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí