Inicio Internacional Detienen a 130 durante protesta por fracaso de reforma migratoria en EUA

Detienen a 130 durante protesta por fracaso de reforma migratoria en EUA

942
0
El acto de desobediencia civil, precedido por una manifestación frente a la residencia presidencial, evidenció el malestar por la inacción en el frente político y la renuencia del presidente Barack Obama para brindar alivio a millones de indocumentados.

La reverenda Linda Jaramillo, de la Iglesia Unitaria de Cristo, consideró que el mandatario ha fracasado al usar las deportaciones como un camino para empujar la reforma migratoria, “y nuestras familias y comunidades han sufrido mucho”.

“Es claro que la reforma migratoria está muerta en el Congreso, y las deportaciones no sirven a ningún propósito en el empuje de soluciones genuinas por una reforma”, afirmó la religiosa ante más de 300 personas convocadas al acto en el Parque Lafayette.

Jaramillo fue una de las personas detenidas minutos después por policías del Servicio Secreto y el Servicio de Parques.

Las detenciones se produjeron debido a que los manifestantes ignoraron los tres avisos para que desalojaran la acera frente a la Casa Blanca, dentro de un cordón de seguridad establecido por las autoridades.

La obispa de la Iglesia Metodista, Minerva Carcaño, quien también fue arrestada, indicó que su decisión de viajar desde Los Ángeles fue no sólo para manifestar su inconformidad por el fracaso del debate migratorio, sino para denunciar la difícil situación que enfrentan millones de indocumentados.

“Ahora que tenemos niños que vienen de Centroamérica, solitos, hay un movimiento hacia un cambio de leyes que han estado ahí por años para proteger a estos niños, eso no es algo justo”, dijo Carcaño.

La religiosa aludió a iniciativas para modificar la Ley de Prevención de Víctimas de Tráfico de Personas (TVPA) de 2008.

Carcaño consideró que se requiere “sacudir un poco más” el espíritu religioso de Estados Unidos a favor de este movimiento, si bien dijo que el frente que existe ahora es amplio porque incluye a la mayoría de las denominaciones religiosas del país.

“Existe un movimiento religioso amplio que ha dicho y reiterado que las leyes (migratorias) de este país son injustas, y por eso estamos dispuestos a enfrentar el arresto por este acto de desobediencia civil”, señaló en entrevista con Notimex.

Entre los detenidos estuvo además la mexicana Enriqueta Juárez Zapata, originaria de Las Choapas, Veracruz, quien llegó a este país en 2002 y vive en esta capital junto con su esposo, además de sus dos hijas, ciudadanas estadunidenses de 15 y cinco años de edad.

“Por mi familia estoy dispuesta a hacer cualquier cosa, y no sólo por mi familia, sino por las familias, por los 11 millones de indocumentados que estamos aquí”, sostuvo la diminuta mujer entrevistada poco antes de su arresto.

Para Enriqueta la decisión de dejarse arrestar a pesar de su condición de indocumentada no fue tan difícil, ante las elevadas probabilidades de que su familia sea separada, ya que su esposo enfrenta una orden de deportación.

“Mi hija de 15 años comprende bien la situación y si vine aquí para dejarme arrestar es por la situación difícil que estamos enfrentando, y con mi esposo con una orden de deportación, eso prácticamente me ha orillado a hacer esto por mi familia”, acotó.

Antonio Díaz Gómez, un profesor de educación básica originario de Honduras y quien llegó a Estados Unidos en 2000, dejando atrás a su esposa y cuatro hijos, comentó que su presencia aquí obedece a razones muy fuertes, “casi personales”.

“No es una locura venir aquí para dejarme arrestar. La prioridad fundamental es nuestra familia, pero también la gente, nuestros compatriotas que sufren en la frontera, y sobre todo los niños que hoy deben ser la prioridad, y por ello le pido, le suplico al presidente Obama, que por favor nos ayude”, aseveró.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí