Inicio Internacional Decenas de países acuden a cumbre en Egipto para reconstruir Gaza

Decenas de países acuden a cumbre en Egipto para reconstruir Gaza

161
0
Esta iniciativa está destinada también a tratar de reunificar el territorio palestino bajo la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Unos dos mil 800 millones de dólares es el objetivo del gobierno de la ANP para la cita de mañana lunes, que está apadrinada por el presidente egipcio Hosni Mubarak y el presidente francés Nicolás Sarkozy.

También asistirán los cancilleres de las principales potencias mundiales, y entre ellos Hillary Clinton como flamante secretaria de Estado de Estados Unidos.

Clinton llegó este domingo a El Cairo para una ronda preliminar de conversaciones con los dirigentes de ese país líder del mundo árabe, en la que es su primera gira por Oriente Medio como canciller estadunidense y que abrió con el anuncio de que Washington aportará mañana lunes la cantidad de 900 millones de dólares para Gaza.

La de Estados Unidos es la mayor suma anunciada hasta ahora por algún gobierno occidental, ya que las demás se quedan muy por debajo de ese nivel.

La Unión Europea adelantó el fin de semana una ayuda conjunta de más de 500 millones de dólares, que se agregará a la que dispongan por separado sus estados miembros. Reino Unido, por ejemplo, ofrecerá 30 millones de libras esterlinas (casi 43 millones de dólares).

A este dinero se sumará el prometido por los países árabes, que es de promedio de varios cientos de millones de dólares cada uno.

El dinero debe ayudar a rescatar la franja palestina de la pobreza en la que se haya sumida desde hace años y ayudar su reconstrucción tras la operación israelí Plomo Fundido, que dejó graves daños personales y materiales.

Según distintos estudios, las infraestructuras y viviendas sufrieron mil 950 millones de dólares de daños, pero la ANP aspira a “redondear” a dos mil 800 millones para poner en pie la economía de la franja y de Cisjordania.

“El objetivo del programa, que será presentado a los países donantes, no es sólo devolver Gaza a la situación anterior a la operación del Ejército israelí, sino también rescatar la economía palestina y el sector privado”, dijo este domingo Salam Fayyad, primer ministro de la ANP.

Por medio de la cumbre y de la ayuda económica, la ANP espera reunir de vuelta los dos territorios palestinos que están separados desde la revuelta del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en 2007.

Precisamente en la reunión, que se celebra en Sharem El Shej, centro turístico del sur del Sinaí, los representantes de más de 70 países habrán de resolver a quién hacen entrega de las donaciones, porque los palestinos están divididos entre el gobierno de Gaza y el gobierno de Ramala.

El primero controla la franja de Gaza y está en manos del Hamás, no reconocido por la comunidad internacional.

El segundo, con jurisdicción en Cisjordania, está dirigido por el legítimo presidente Mahmoud Abbas, quien mañana participará en la cumbre con su primer ministro.

Abbas aseguró el sábado en rueda de prensa en Ramala que “la ANP recibirá el dinero” de la comunidad internacional y que no “habrá otros mecanismos de ayuda” para Gaza, como hubo en el pasado, para eludir al gobierno islámico.

De esta forma la ANP quiere impedir que Hamás se lleve el crédito de la reconstrucción, aunque de alguna forma necesitará del movimiento rival para canalizar la ayuda, dado que no tiene representantes en Gaza y los islámicos lo controlan todo.

En la última semana hubo un acercamiento entre los dos movimientos y hasta se sentaron a negociar en El Cairo con la mediación de Egipto un acuerdo para un gobierno de unidad nacional, que por ahora está en pañales.

La ANP no oculta que su objetivo es que la reconstrucción sirva de puente entre los dos, y que Hamás acabe volviendo al redil de la unidad nacional anterior al golpe de 2007.

Para ello esperan que el dinero extranjero sirva de aliciente, y de hecho en los últimos días numerosos líderes de países occidentales e instituciones internacionales visitaron Gaza sin la oposición de Hamás, a cuyos líderes ni siquiera vieron.

El enviado especial del Cuarteto de Madrid, Tony Blair, el último dirigente que la visitó este domingo, advirtió que “el dinero no tendrá ninguna influencia a menos que se encuentre una solución política y diplomática” al conflicto israelí-palestino, en su dimensión binacional y en su dimensión interna.

La ANP exige a Hamás que reconozca a Israel como condición para formar un gobierno en conjunto, pero los islámicos rechazaron las condiciones.

En ese sentido Israel teme que las últimas visitas a Gaza y la cumbre de mañana acaben por romper su boicot a los islámicos, y derrumbando la estrategia de apostar por los moderados.

La canciller saliente Tzipi Livni declaró que “Israel ve positivamente cualquier tipo de ayuda humanitaria a la población de Gaza, mientras se efectúe a través del gobierno legítimo y no acabe fortaleciendo al movimiento islámico”.

Un argumento que también expresó este domingo el primer ministro saliente Ehud Olmert al canciller canadiense Lawrence Cannon en Jerusalén.

“Israel apoya la ayuda humanitaria a la franja, pero es importante crear mecanismos y supervisiones para verificar que el dinero va a la población y no a Hamás”, destacó Olmert.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí