Inicio Internacional Conmemoran resurrección de Cristo en Jerusalén

Conmemoran resurrección de Cristo en Jerusalén

62
0
La Basílica, situada en el interior de la ciudad antigua de Jerusalén, sobre las últimas paradas de la Vía Dolorosa, el camino que hizo Jesús camino con la cruz a cuestas, fue visitada por decenas de miles de peregrinos desde temprano por la mañana hasta el cierre a última hora del día.

“Este es el día y lugar más indicado para estar en Semana Santa, de acá partió nuestra fe”, manifestó Ana Ramiro, devota argentina.

La misa celebrada en máxima festividad a diferencia de la solemnidad de los días pasados, conmemora el momento en que Jesús resucita y su tumba es visitada por los apóstoles, que descubren que se ha cumplido la profecía que Él les había anunciado.

Un evento que cada año convierte la Basílica en centro de las conmemoraciones y que reunió a feligreses de todos los cultos y corrientes cristianas porque todos ellos celebraron la Semana Santa este año en los mismos días.

Este fenómeno se produce de tanto en tanto debido a que la Semana Santa es una conmemoración movible que depende de la luna llena de la primavera, y que no coincida con la Pascua judía (Pesah), decisión tomada para que los cristianos no confundan entre las dos religiones.

“Cuando coinciden pues es natural que la Basílica esté saturada como hoy, porque los peregrinos acuden todos en el mismo momento”, explica el padre Juan, de la orden franciscana, en medio de un mar de peregrinos entrando y saliendo del recinto.

Galina, una joven peregrina rusa, viene todos los años y “cada vez que lo hago me siento mejor, más sensata”.

La emoción del día llegó a su punto más alto cuando, los patriarcas de las correspondientes iglesias declararon el ¡Yo Resucito y estoy contigo!, una frase que despierta pasiones y efusión en todos los feligreses.

Estos repitieron una y otra vez ¡Aleluyá! para dar fe personal de la resurrección, como si estuvieron viendo en persona el milagro.

El Santo Sepulcro es una capilla subterránea que se halla en el Monte Gólgota, nombre que se origina al parecer de una palabra hebrea que se significa cráneo, posiblemente porque se tratara de un cementerio o del lugar donde los romanos enterraban a los crucificados.

Los Evangelios indican que Jesús fue depositado en un sepulto que dispuso para él José de Arimatea, miembro del Sanedrín judío, el órgano gobernante de la época, y que veía con simpatía su obra misionera.

El lugar exacto fue descubierto en el siglo IV por Santa Elena, quien tras abrazar el cristianismo hizo un viaje por Tierra Santa para encontrar los Santos Lugares.

Según la tradición, esta devota -quien influyó de forma decisiva en su hijo, el emperador romano Constantino, para que se convirtiera al cristianismo y con él a todo el Imperio- ordenó destruir un templo romano consagrado a Venus sobre el Monte Gólgota y cavar hasta dar con la cruz.

Lugar diario de peregrinación, hoy las incontables velas alumbraban el entorno generalmente oscuro del sepulcro, donde imperaba un notorio olor a incienso y a cera derretida.

A su alrededor las distintas iglesias y capillas donde se realizan las ceremonias, a las que asisten tradicionalmente los representantes diplomáticos de los países protectores de Tierra Santa, una tradición establecida en el siglo XIX.

No menos emotiva es la procesión de frailes franciscanos, quienes llegaron a los lugares santos en el siglo XIII para custodiarlos.

Serán ellos los que mañana pongan fin a la Semana Santa en un acto en una iglesia de la aldea de Qibia, a una decena de kilómetros de Jerusalén.

Qibia es la aldea que los Evangelios identifican como “Emaús”, lugar al que se dirigió Jesús y donde lo encontraron dos de sus discípulos que abandonaron Jerusalén por temor a ser también ellos arrestados.

En un principio Jesús no fue reconocido, dicen los Evangelios, pero en la cena, al repartir el pan, sus dos apóstoles se percataron de con quién cenaban y de que eran los primeros testigos de la Resurrección.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí