Inicio Internacional Comienzan elecciones en Israel

Comienzan elecciones en Israel

106
0
De acuerdo con la Comisión Electoral Central, más de 5.2 millones de israelíes están convocados a participar en la elección, para la cual se instalaron nueve mil 263 urnas en todo el país.

La jornada electoral dio inicio a las 07:00 horas locales (05:00 GMT) en medio de estrictas medidas de seguridad. Las casillas estarán abiertas hasta las 22:00 (20:00 GMT) y se prevé que los primeros resultados sean dados a conocer pasada la medianoche.

Las más recientes encuestas dan como favorito para formar gobierno al líder de Likud, Benjamin Netanyahu, quien aventaja por varios puntos porcentuales a la dirigente de Kadima, Tzipi Livni, la candidata respaldada por el actual jefe de gobierno Ehud Olmert.

Los israelíes con derecho a voto son aquellos mayores de 18 años y con residencia en el país, es decir que a diferencia de otros países sólo se puede votar en Israel.

Los cientos de miles de israelíes, cifrados en casi un 10 por ciento de la población, que hayan emigrado sólo podrán ejercer el derecho si regresan al país para la jornada electoral, y si están constatados con una dirección en el padrón.

Israel, fundado en 1948 por David Ben Gurión, tras medio siglo de actividad del Movimiento Sionista, es una democracia parlamentaria unicameral, con un único distrito electoral donde todos votan a una de las listas de candidatos, según haya sido elaborada por cada partido en elecciones internas preliminares o por una comisión organizadora.

Los principales 10 partidos celebraron elecciones internas entre sus afiliados para confeccionar sus listas, que quedaron constituidas en diciembre según el número de votos obtenido por cada candidato.

De los votos válidos emitidos -se descartan como inválidos los que en blanco o sean nulos- se desprenderá la constitución parlamentaria, al dividir el total por 120, el número de asientos en el Parlamento, llamado Knesset.

Los partidos que en 2009 tienen posibilidades de entrar en el Parlamento son entre 11 y 13, de los 34 que participan en los décimo octavos comicios de la historia política de Israel, un país con 20 mil 770 kilómetros cuadrados (excluyendo todas las zonas ocupadas después de 1967) y una renta per cápita de 27 mil dólares anuales.

El sistema electoral y de gobierno de Israel, encabezado por un primer ministro, establecen que al concluir las elecciones es el presidente del Estado, Simón Peres desde 2007, el que atribuye el encargo de formar gobierno, y lo hace generalmente al líder de la lista más votada.

Pero la ley no le obliga a ello y puede elegir a otro candidato que tenga mejores posibilidades para conseguir una coalición estable.

En el proceso se reunirá con todos los líderes de los partidos que accederán al parlamento, quienes le recomendarán a qué líder preferirían ver como primer ministro y a quién apoyarían.

Para gobernar, el primer ministro deberá armar una coalición de más de 60 diputados, la mitad más uno del parlamento, aunque técnicamente podría hacerlo también con mayoría simple siempre y cuando no haya más de 61 diputados que se le opongan porque esa cifra podría alentar mociones de censura irreversibles en su contra.

Sin una Constitución en el país, los derechos, obligaciones y mecanismos de formación de gobierno están descritos en una serie de Leyes Básicas, las mismas que garantizan las libertades de los ciudadanos dentro del Estado.

Israel, declarado como “Estado judío” por la Carta Fundacional de 1948, garantiza con ellas la igualdad entre sus habitantes judíos (alrededor del 76 por ciento), árabes (20 por ciento, de origen palestino en su inmensa mayoría), y los demás grupos étnicos (4.0 por ciento entre drusos, cherquesos etc.).

Economía pujante de Oriente Medio, sobre todo en los desarrollos tecnológicos e innovaciones, Israel afronta severos retos presupuestarios de defensa, que se comen más de un 20 por ciento del presupuesto anual de su gobierno, que suele superar los 60 mil millones de dólares.

Desde su independencia de los británicos se enfrentó con los países árabes en seis guerras: la de Independencia, en 1948; la del Sinaí, en 1956; la de los Seis Días, en 1967; la del Yom Kipur, en 1973; la Primera del Líbano, en 1982; la Segunda del Líbano, en 2006.

Se vio envuelto también en la Primera Guerra de Irak en 1991 -aunque no respondió a los ataques de ese país con cohete balísticos- y ha pasado también por dos Intifadas palestinas, entre 1987 y 1993 la primera, y entre 2000 y 2005 la segunda.

La cuestión palestina es el asunto más urgente de la agenda nacional, y aunque parece haber asumido que habrá de crearse un Estado palestino independiente en Cisjordania y Gaza, no hay consenso entre los votantes sobre el alcance de ese nuevo Estado.

Mucho menos lo hay sobre si entregar la mitad de Jerusalén, capital que Israel declaró su capital en 1949, pero que no es reconocida por la comunidad internacional.

Israel también ocupa la Altiplanicie del Golán, que quitó a Siria en 1967, y de la que en principio estaría dispuesta a bajaren un acuerdo de paz.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí