Inicio Internacional Campo de entrenamiento talibán, blanco de misil de EEUU que dejó 27...

Campo de entrenamiento talibán, blanco de misil de EEUU que dejó 27 muertos

148
0
El ataque con misil tenía como objetivo un campo de entrenamiento del jefe del Movimiento de los Talibanes de Pakistán (TTP), Baitulá Mehsud, situado en la ciudad de Ladha (noroeste), en el distrito de Waziristán Sur, indicaron responsables de seguridad.

Mehsud no se encontraba en el lugar en el momento del ataque, añadieron.

Dos combatientes árabes, así como talibanes locales y uzbekos murieron en el ataque, el último de una serie que ha provocado las protestas por parte de Pakistán que denuncia la violación de su soberanía.

“El balance del ataque de los dos misiles se eleva a 27 muertos”, indicó un responsable a la AFP. El anterior balance era de 20 muertos.

Según unos habitantes de la zona, unos combatientes talibanes cercaron el lugar blanco del ataque, un sitio aislado, e impidieron el paso.

Mehsud, jefe de los talibanes paquistaníes, ligados a Al Qaida, está acusado por el gobierno del antiguo presidente paquistaní Pervez Musharraf y por responsables estadounidenses de haber organizado el asesinato de la antigua primera ministra Benazir Bhutto en diciembre de 2007.

En esta región, el ejército estadounidense y la CIA, que operan en el Afganistán vecino, son los únicos que disponen de aviones espía sin pilotos.

Los tiros de misiles han sido algo frecuente en los últimos meses en las zonas tribales. Pakistán protesta públicamente cada vez pero la prensa estadounidense y paquistaní informa regularmente sobre la existencia de un acuerdo secreto entre Washington e Islamabad que autoriza estos ataques.

A finales de enero, al menos quince personas, miembros de Al Qaida y civiles, murieron por tiros de misiles en el noroeste de Pakistán, donde Estados Unidos ataca a la red de Osama Ben Laden.

Al menos siete civiles, incluidos tres niños, figuraban entre las víctimas.

Entre los miembros de Al Qaida, muertos en ataques en enero en el Waziristán Sur, figuraban el presunto responsable de la red en Pakistán, Osama al-Kini, un keniano, así como su teniente, el jeque Ahmed Salim Swedan.

Más de una veintena de ataques de misiles han sido llevados a cabo desde agosto de 2008 en Pakistán, matando a más de 200 personas, la mayoría insurgentes.

Presionado por Estados Unidos, Pakistán, aliado clave de Washington desde finales de 2001 en su “guerra contra el terrorismo”, ha empezado a movilizar a su ejército en unas grandes ofensivas contra varios distritos de las zonas tribales.

Kabul y Washington acusan a los talibanes de preparar y llevar a cabo desde estas zonas la mayoría de sus ataques en Afganistán, entre ellos los dirigidos contra los aproximadamente 70.000 soldados de las fuerzas internacionales -la mitad estadounidenses- que combaten a la insurrección islamista en este país.

Unos presuntos militantes talibanes mataron el viernes por la noche a dos policías e hirieron a otros tres en ataques separados en el noroeste de Pakistán.

Los militantes han matado ya a más de 1.500 personas en un año y medio en una ola sin precedentes de atentados -principalmente suicidas- en todo Pakistán.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí