Inicio Internacional Buscan cadáveres de indígenas asesinados por FARC mientras continua éxodo

Buscan cadáveres de indígenas asesinados por FARC mientras continua éxodo

115
0
“Nos vinimos solo con lo que podíamos cargar, para salvarnos allá se quedaron todas nuestras cosas”, dice Pablo Ika, un indígena de 40 años que llegó junto a su familia a Samaniego, el poblado más cercano al resguardo de los indígenas Awá donde se denunciaron las matanzas.

Según un estimativo de la gobernación del departamento de Nariño, en donde viven la mayoría de los Awá, en total unos 400 indígenas han emprendido el éxodo, tras las dos masacres. De ellos unos 125 ya están en Samaniego y otro tanto en Buenavista, otro caserío en las inmediaciones del resguardo.

Las autoridades indígenas aseguran que guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mataron el 4 de febrero a 17 miembros de la etnia Awá, en represalia por supuestamente colaborar con el Ejército. Otros 10, que huían tras la primer masacre, fueron reportados muertos esta semana.

En el territorio de los Awá, unos 3.000 militares apoyados por helicópteros realizan tareas de patrullaje y de búsqueda de los cadáveres de los indígenas. Las difíciles condiciones climáticas y lo agreste de la región, compuesta por montañas cubiertas de una espesa vegetación selvática, dificulta la tarea.

En la zona además abundan las minas antipersona, colocadas por los rebeldes y por narcotraficantes, que utilizan la región como un corredor para transportar cocaína hacia las costas del oceáno Pacífico.

Los helicópteros militares improvisaron una pista de aterrizaje en el paraje de El Sande, cerca a donde se supone ocurrió la segunda matanza.

Pero la tarea del Ejército se ha topado con el mutismo de los indígenas, que temen entregar información para evitar nuevas represalias de la guerrilla.

“Nosotros los Awá siempre hemos sido recelosos de todos los actores armados que entran en nuestros territorios, porque no queremos su guerra que no es nuestra”, explicó Elder Abuí.

El director regional de la Fiscalía, Alvaro Lara, ofreció a los indígenas protección para que entreguen la información sobre los sitios donde están los cadáveres.

“Si no confían en el Ejército o la Policía, porque son estamentos armados, los funcionarios de la Fiscalía estamos dispuestos a recibir sus testimonios”, señaló.

Una comisión civil que debe recibir informes de los indígenas Awá que han llegado a Samaniego y Buenavista, partió en la madrugada de este sábado desde la capital departamental, Pasto una ciudad de 300.000 habitantes a unos 900 km al suroeste de Bogotá.

En Samaniego, los indígenas fueron albergados en escuelas y edificios públicos.

La alcaldesa local Yamile Montenegro, dijo que a pesar de la buena voluntad de los vecinos de Samaniego y de la colaboración de organismos humanitarios, los recursos son escasos.

“Estamos brindandoles la atención que podemos y hemos pedido la colaboración de organismos internacionales”, señaló.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí