Inicio Internacional Argelia: seis candidatos para unas presidenciales sin sorpresas

Argelia: seis candidatos para unas presidenciales sin sorpresas

85
0
Otros cinco candidatos buscan el voto de 20,6 millones de electores. Pero ninguno ha conseguido destacar durante una campaña sin incidentes ni verdaderos debates, mientras que Buteflika, de 72 años, reelegido en 2004 con un 84,99% de votos, busca un plebiscito y una legitimidad popular indiscutible.

Desde el inicio de la campaña electoral, el 18 de marzo, y ante el espectro de una fuerte abstención por la falta de suspense, todos los candidatos han recorrido el país para pedir a los electores que voten masivamente.

Buteflika ha recorrido 32 departamentos de los 48 que tiene este país de gran extensión y sus seguidores se ufanan de haber organizado 8.000 mítines.

Luisa Hanune (trotskista) y Alí Fawzi Rebaine, presidente de AHD 54 (juramento 54, nacionalista) se presentan por segunda vez a la magistratura suprema. En 2004, recabaron respectivamente un 1% y un 0,63% de votos.

Como ellos, Musa Tuati, presidente del Frente Nacional Argelino (FNA, nacionalista), Belaid Mohand Usaid alias Mohamed Said, dirigente del Partido Libertad y Justicia (PLJ, islamista moderado), y Mohamed Djahid Yunsi, secretario general del movimiento El Islah (reforma, islamista), intentaron ocupar el espacio político pero sin muchos medios frente a Buteflika.

Buteflika deseó que el ganador sea designado por una mayoría aplastante.

Su reelección para un tercer quinquenio parece más un hecho consumado si cabe porque los dos principales partidos de la oposición tradicional, la Concentración para la Cultura y la Democracia (RCD) y el Frente de Fuerzas Socialistas (FFS), y un representante influyente de la esfera islamista, Abdellah Djaballah (5,02% en 2004), declinaron participar en unos comicios que estiman “jugado de antemano”.

Con el balance de sus diez años en el poder como programa, Buteflika prometió estabilidad y continuidad para una Argelia fuerte y serena, con un nuevo plan de desarrollo de 150.000 millones de dólares, la construcción de un millón de viviendas y la creación de tres millónes de puestos de trabajo.

En el transcurso de un encuentro calificado de histórico con la población de Tizi Uzu, considerado por todos los observadores como el momento crucial de la campaña, el presidente saliente propuso a Kabilia que “abra una nueva página” en las relaciones del Estado con esta región marcada por los motines registrados en 2001 (casi 120 muertos).

Dos días después evocó una eventual amnistía general si el pueblo así lo consiente para islamistas aún en activo.

Esta amnistía reforzaría la política de reconciliación nacional, caballo de batalla de Buteflika desde su llegada a la presidencia en el año 2000. Esta política ha permitido que miles de islamistas se rindan después de una década de violencia que a partir de 1992 ha dejado al menos 150.000 muertos.

Ninguna figura carismática de la órbita islamista no se presenta en estos comicios que las autoridades han prometido transparentes, con la instauración de una comisión de vigilancia de las elecciones o la participación de observadores extranjeros de la ONU, de la Unión Africana, de la Liga Árabe y de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI).

A medida que se acerca la elección, las autoridades han reforzado el dispositivo de seguridad para prevenir atentados islamistas. El día de los comicios estarán movilizados unos 160.000 policías.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí