Inicio Internacional Amistad Zapatero-Obama, no tan positiva para España si deriva en sumisión

Amistad Zapatero-Obama, no tan positiva para España si deriva en sumisión

74
0
El domingo, ambos mantuvieron el primer encuentro en cinco años de dos mandatarios de estos países y simbolizaron el comienzo de una nueva fase después del largo desencuentro entre Zapatero y el anterior presidente estadounidense, George W. Bush.

La causa, la decisión de Zapatero de sacar de Irak las tropas que había enviado su predecesor, el conservador José María Aznar, quien por el contrario alardeaba de su excelente relación con Bush.

Más allá del nuevo ciclo que están dispuestos a inaugurar ambos, la sintonía personal entre el socialista Zapatero y el demócrata Obama la demuestran toda una serie de detalles, como el deseo de Obama, que llamó “amigo” a Zapatero, de visitar Barcelona.

Por parte de Zapatero lo atestiguan las múltiples declaraciones del gobierno español en los últimos meses, el agradecimiento de Zapatero el domingo a la `cercanía` de Obama, la fascinación declarada de Zapatero por las ideas del mandatario estadounidense, el pedido de un autógrafo a Obama para la hija del presidente del gobierno español, la mutua afición por el baloncesto, por Borges, y la misma fecha de cumpleaños.

`Eso mismo que Zapatero le reprochaba a Aznar`, `tener una amistad demasiado personal con George Bush, es el mismo error que Zapatero está cometiendo`, dijo a la AFP Antonio Alonso, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad CEU San Pablo.

La amistad de Aznar con Bush `le había llevado a hacer cosas que no eran beneficiosas para España, y corremos el mismo peligro en estos momentos`, estima.

Alonso recuerda la foto del ex presidente del gobierno conservador español con los pies sobre la mesa en un encuentro con Bush en la Casa Blanca, a la que se une la famosa imagen de Bush, Aznar y el ex primer ministro británico Tony Blair en las islas Azores antes de la invasión norteamericana de Irak.

`No me gustaría que se volviera a la situación Aznar pero al revés, es decir, que volviéramos a la sumisión al presidente de los Estados Unidos”, apunta el analista y filósofo Josep Ramoneda.

El presidente español dijo el domingo que las ideas de Obama `tienen tal alcance histórico (…) que soy de los que se sitúan en la reflexión de no tanto qué puede hacer Barack Obama o cómo nos puede apoyar, sino cómo podemos apoyar a Barack Obama`.

Para Ramoneda, esta frase supone `un ponerse al servicio incondicional (de Estados Unidos) impropio de las relaciones internacionales y de un presidente del gobierno`.

Estados Unidos `es un amigo, un aliado estratégico`, `pero no somos sus siervos. Tenemos que tener bien claro cuáles son nuestras políticas, cómo las tenemos que desarrollar` y `no actuar de espaldas a Estados Unidos, pero sí manteniendo nuestra independencia`, plantea Alonso.

`España necesita perfilar su política internacional, que (…) no se hace alineándose con un gobernante de Estados Unidos porque te cae simpático`, sino entre otras cosas “haciéndose imprescindible en algunos términos”, según Ramoneda.

Un ejemplo, el caso de Turquía, cuya entrada en la UE defienden tanto Madrid como Washington, donde España podría hacer de `intermediario` entre Obama y Francia y Alemania, sugiere.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí