Inicio Internacional Alerta FAO riesgo de bosques

Alerta FAO riesgo de bosques

509
0
Dichas conclusiones forman parte de un informe realizado en forma conjunta por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Secretaría de la Alianza para las Montañas, con sede en la FAO, y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación.

El reporte, publicado días antes del Día Internacional de las Montañas de la ONU, a celebrarse el 11 de diciembre, señala que las presiones demográficas y la expansión de la agricultura intensiva han empujado a muchos pequeños agricultores, hacia zonas marginales y laderas empinadas, con la consiguiente pérdida de bosques.

El informe, titulado Mountains Forests in a Changing World (Bosques de montaña en un mundo cambiante), destaca que el cambio climático puede acelerar la propagación de plagas y organismos patógenos potencialmente nocivos para los bosques de las montañas.

El subdirector general Forestal de la FAO, Eduardo Rojas-Briales, señaló que “los bosques de montaña protegen las comunidades locales de las catástrofes naturales”.

Además de que “salvaguardan los recursos naturales y los servicios ambientales de los que dependen el bienestar y los medios de subsistencia de miles de millones de personas”.

Resaltó que los bosques de montaña afrontan numerosos desafíos mundiales, como el cambio climático, la escasez de agua, pérdida de biodiversidad y desertificación, pero también ofrecen oportunidades para las soluciones.

“El desarrollo sostenible de los bosques de montaña requiere y merece ocupar un lugar destacado en la agenda internacional”, dijo Rojas Briales.

Según la FAO, las montañas suministran el 60 por ciento de los recursos de agua dulce del mundo, a pesar de cubrir sólo el 12 por ciento de la superficie de la Tierra.

Dijo que los bosques de montaña influyen mucho en la cantidad y calidad del agua que reciben las comunidades de montaña y las comunidades e industrias de las tierras bajas.

“Al talarse los bosques de las montañas, las tierras quedan sin protección y aumentan la escorrentía y la erosión del suelo, con el deterioro consiguiente de la calidad del agua de los arroyos y los ríos”, anotó.

El reporte resaltó que muchas ciudades dependen en gran medida del agua de las montañas, por ejemplo, el 95 por ciento del agua de Viena (Austria) procede de los bosques de los Alpes septentrionales.

Mientras que el 40 por ciento del agua de Tegucigalpa, Honduras, desciende de los bosques nubosos del parque nacional La Tigra.

Asimismo, en Kenya, el agua del monte Kenya genera el 97 por ciento de la energía hidroeléctrica del país.

En Asia, la meseta tibetana funciona como depósito de agua para alrededor de tres mil millones de personas.

Los bosques de montaña almacenan una gran cantidad de carbono y pueden desempeñar un papel importante en las políticas para el cambio climático, señaló el informe de la FAO.

“La pérdida de bosques de montaña liberaría grandes cantidades de carbono a la atmósfera”, añadió.

Dijo que los responsables de elaborar las políticas de los países deben tener en cuenta la importancia de proteger y conservar los bosques de las montañas, e integrar estas preocupaciones en las políticas para atenuar los efectos del cambio climático y adaptarse.
ADS

0 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí